Al igual que tu coche tu organismo necesita un buen combustible para funcionar de forma correcta.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Abr, 18, 2013 |

Acabo de releer un libro francamente increíble, escrito hace casi 100 años y lo que más me ha llamado la atención es que he podido comprender el significado del mismo, hace años no llegue a entender la lección.

Me ha impactado una frase que me ha hecho llorar:

¿Por qué será -se preguntó Juan perplejo- que no hay nada más difícil en el mundo que convencer a un pájaro de que es libre, y de que lo puede probar por sí mismo si sólo se pasara un rato practicando? ¿Por qué será tan difícil?

Llevo años intentando hacer entender porqué y cómo podemos superar la enfermedad.

Hay muchos factores y terapias, pero quiero decir que si el combustible que entra en el organismo no es el adecuado, ya puedes seguir todas las terapias que los filtros seguirán atascados.

El ejemplo es muy claro:

Puedes poner a tu coche el mejor combustible y el más caro, pero si no es el adecuado para él estropearas los filtros y el motor y por consiguiente tu coche no funcionará de forma correcta, pues nuestro cuerpo es igual que tu coche, si no recibe el alimento adecuado se obstruyen los filtros de limpieza y aparece la enfermedad y eso lo estas haciendo tu solito.

Y como dice la frase de Juan Salvador Gaviota, ¿Porqué es tan difícil que las personas entiendan este concepto? ¿Porqué siguen pidiendo a gritos más estudios, más fármacos costosos e ineficaces?

Si mi médico ha dicho que tome este medicamento yo lo tomo y punto, si pero, ¿te hace algún bien, te encuentras mejor, notas cómo tu cuerpo se cura?.

Por desgracia la respuesta casi siempre es NO, sobre todo en enfermedades autoinmunes, Fibromialgia, fatiga crónica, migraña, colon irritable, colesterol, anemia………. es tan larga la lista.

Pero seguimos aferrandonos a la cultura del medicamento. Porqué por una vez en la vida ,volvemos a una era sin comida basura, farmacos inutiles, dejamos de ser vagos e intentamos curarnos de una vez por todas de esa enfermedad que nos está arruinando la vida.

No sé cómo puedo demostrar a todas las personas que lo necesitan, que lo que realmente necesitan es un cambio de hábitos a todos los niveles.

Debes empezar por creer en ti, conocerte mejor, conocer tu cuerpo. Saber porqué te duele la espalda, los pies, tienes el intestino inflamado, no puedes dormir por la noche…..son tantos los síntomas que tu organismo te demuestra para decirte CAMBIA DE HÁBITOS.

Vuelve a la cocina, prepara tu mismo la comida, olvida los platos precocinados, los alimentos grasos, lácteos, azúcar, trigo.

Apúntate a terapias naturales, libera tu mente.

Puedes hacer lo que tu quieras, eres libre y consciente de lo que haces.

Pero empieza cuanto antes a mejorar tu vida, no esperes que nadie lo haga por ti. Yo puedo darte las pautas que he podido aprender durante estos años, te ayudaran a no caer en los mismos errores que caí yo, y si caes entenderás porqué y cómo debes obrar para seguir tu vida de forma sana y feliz.

Pero eres tu el que tiene que hacerlo, leer un libro de autoayuda no sirve de nada si no pones en práctica lo aprendido¡¡¡¡

Mi hija Marta a aprendido de golpe lo importante que es seguir una buena alimentación, comer al libre albedrío nunca es acertado, si es comida es bueno no es correcto y eso lo sabe hasta la persona más ignorante.

Pero aveces es más fácil comer un trozo de queso, pan y algo dulce que pasar una hora en la cocina preparando un arroz integral con champiñones, o un bizcocho natural sin gluten y con azúcar integral.

Pero esas tonterías se acaban pagando y aparece una enfermedad que limita tu vida y hace sufrir a tus amigos y familiares, ¿vale la pena seguir comiendo cualquier cosa y lamentarse después, o mejor cambiamos hábitos dudosos en hábitos saludables?.

No lo hagas sólo por ti, hazlo por las personas que te quieren y que van a sufrir las consecuencias de tu estupidez.

En mi web puedes encontrar consejos, libros de autoayuda y asesoramiento personalizado para cambiar esos hábitos insanos en hábitos saludables.

Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar.

Te animo a leer el libro JUAN SALVADOR GAVIOTA, y si ya lo has hecho vuelve a leerlo, vale la pena su lectura, aprende a volar a ser libre para elegir cómo vivir tu vida.

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas
  • Antonia

    Hola Maribel:
    Tienes mucha razón en comparar nuestro cuerpo con un coche. Si el combustible
    no es el correcto, el coche no andará; lo mismo nos ocurre a nosotros.
    Un beso. Feliz semana !!!

Deja un comentario