Alimentos para combatir el cansancio: conceptos básicos de nutrición

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Ene, 03, 2017 |
Puedes combatir el cansancio con tu dieta

Últimamente te sientes fatigad@,  pero los análisis te salen dentro de la normalidad. Desconoces por qué sientes tanto cansancio. Y poco a poco has ido entrando en una espiral de malos hábitos porque el cansancio te impide hacer el esfuerzo para cambiarlos. Pero puedes combatir el cansancio conociendo cómo se produce y cómo mejorar tu dieta.

¿Qué alimentos pueden contribuir a darte más energía?

A mi consulta de nutrición llegan personas realmente desorientadas que apenas saben qué alimentos son importantes para mantener una buena salud.

A veces, revisando su dieta, encontramos que apenas consumen proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué aparece el cansancio?

Sobre todo porque cuando preparan las comidas piensan que tomando un plato de ensalada, un poco de queso y atún, por ejemplo, ya tienen suficiente para seguir tirando. Piensan además, que así no engordan.

Hay quien solo cena un vaso de leche con galletas, eso no es una cena reparadora. Tu organismo no puede hacer su trabajo durante la noche si no le aportas los alimentos esenciales para ello. Un mal descanso nocturno genera cansancio durante todo el día.

Tampoco es sano cenar pizza, bocadillo, pasta, o no cenar. Un día puedes cenar pizza o bocadillo, pero todos los días no.

La fatiga puede llegar en cualquier momento. No siempre es indicio de una enfermedad, simplemente puede ser una falta de nutrientes.

Suprime los hábitos que te roban energía para combatir el cansancio

En primer lugar debes intentar dormir las horas que realmente tu organismo reclama. Cada persona necesita unas horas de descanso para levantarse plena de energía. Averigua cuántas necesitas para combatir el cansancio.

Debes analizar si estás pasando una época de estrés, ansiedad o incluso pensamientos negativos. Todo esto puede dificultar que tengas un sueño reparador.

Cenar poco y bien también es clave para dormir y descansar por la noche. Una cena copiosa te mantiene alerta, puedes sufrir mucha sed y los sueños serán muy vividos y con pesadillas.

Hacer algo de ejercicio te puede ayudar a mejorar esa fatiga. Caminar a paso ligero durante 20 minutos ayuda a que el oxígeno llegue mejor a los órganos y células.

Evita consumir alcohol de forma habitual, fumar y comer alimentos procesados.

 

el cansancio se combate con una dieta adecuada

Tu dieta debe ser la base de la recuperación de tus fuerzas

Asegúrate de que tu dieta es variada y sobre todo equilibrada. Debemos incluir en todas las comidas algo de proteína, hidratos de carbono y verduras.

Verduras, fruta y frutos secos no deben faltar en tu dieta.

Legumbres, cereales integrales mejor sin gluten, pescado blanco y azul, carnes blancas y huevo.

Es muy importante consumir semillas de chía y lino, por su contenido en omega3 y 6.

Incluye aceite de coco no hidrogenado, esta grasa se absorbe directamente en el hígado y se transforma en energía.

Si sigues una dieta vegetariana debes saber combinar los diferentes alimentos para que no te falten los nutrientes esenciales. Hablamos de los cereales+ legumbres, tofu, verduras, fruta y algún suplemento de vitamina B.

 

Revisa los síntomas que pueden alertar de una mala nutrición

Pero también debes tener en cuenta las posibles intolerancias alimentarias que pueden mermar tu salud. Es esencial para que tu organismo tenga la energía suficiente para disfrutar del día,

Una posible mala absorción de la fructosa en el intestino, te provoca fatiga, gases intestinales y frío. Encuentras fructosa en la fruta,  en algunos vegetales y en miles de alimentos envasados.

Evita el consumo excesivo de azúcar y de los alimentos que lo contienen, te agotan la energía.

Una falta de minerales, como el magnesio, zinc, vitamina C.

Revisa tu tiroides, un funcionamiento bajo te produce fatiga, aumento de peso, frío, estreñimiento severo.

Una falta de vitaminas del grupo B provocan migraña, fatiga crónica.

Revisa tu colesterol, si lo tienes muy bajo produce depresión y ansiedad.

Sufrir infecciones urinarias repetitivas o cándidas, produce fatiga, migraña, frío y muchos otros síntomas que te afectan en el día a día.

Evita consumir lácteos ya que inflaman las articulaciones y el intestino. También ayudan en la aparición de enfermedades autoinmunes.

Un exceso de carne roja disminuye tu energía. Es mejor la carne blanca a ser posible ecológica, los pescados y los huevos.

Hay que evitar la comida preparada. Abusar de ella provoca una bajada de defensas, mala nutrición por falta de nutrientes, desnutrición aunque sufras sobrepeso.

Evitar consumir un exceso de sal y azúcar para o perder calcio y magnesio por la orina.

Una inadecuada alimentación contribuye al desarrollo de enfermedades y desequilibrios físicos y mentales. En cambio, una dieta equilibrada es la mejor manera de estar sanos y combatir el cansancio.

Conceptos básicos:

  • Proteínas: carnes, pescados, huevos, lácteos, semillas, legumbres + cereales.
  • Hidratos de carbono: cereales, azúcar, harinas.
  • Grasas: aceites, omega 3 y 6 esenciales para la vida.

Guardar

TAGS :

Deja un comentario