¿Asimilas todo lo que comes? ¿te sientes sin fuerzas y agotado?

¿Asimilas todo lo que comes? ¿te sientes sin fuerzas y agotado?

Si te sientes todo el día agotado, sin fuerzas para superar el día a día debemos revisar si tus células no reciben el aporte de nutrientes adecuado. Un problema en el intestino delgado puede acarrear deficiencias y falta de energía.

¿Asimilas lo que comes?

Puedes comer mucho, tener sobre peso y tus células estar desnutridas y con ello no tener la suficiente fuerza para realizar su trabajo, dar energía a tu organismo.

¿Necesitas poner en marcha tu metabolismo?

Comer no solo es dar placer a nuestros instintos, disfrutar de la comida diaria o en fiestas. Comer es dar al organismo los nutrientes adecuados para su correcto funcionamiento.

Al consumir un alimento, sólido o líquido, sus nutrientes pasan al torrente sanguíneo, los distribuyen por el organismo y empieza su función de nutrir. En muchos casos esos nutrientes no llegan a su destino más importante, las células, y estas se sienten sin fuerzas.

Síntomas de una mala absorción

  • Digestiones pesadas
  • Gases
  • Tránsito intestinal irregular, diarrea/estreñimiento

Estos síntomas pueden darnos pistas sobre nuestra salud, nos dicen que no estamos aprovechando todo lo que comemos y por eso tenemos fatiga.

No te pierdas nuestros libros de autoayuda, castellano /english edition

Dónde encontramos la causa

El origen puede estar en diversas causas:

 

Qué es la inflamación subclínica

Como estamos viendo, muchos problemas de nutrición tienen varias causas, una de ellas puede ser la inflamación subclínica que favorece un ambiente inflamatorio, problemas de resistencia a la insulina y un progresivo deterioro de los tejidos.

La inflamación subclínica suele pasar desapercibida y provoca muchas enfermedades como el síndrome metabólico, diabetes tipo 2, inflamación crónica intestinal y fatiga crónica.

La clave, comer realmente sano

Otro problema que compromete la absorción de nutrientes por parte de la célula es la flexibilidad metabólica. Este concepto se refiere a la capacidad que tienen las células para modificar su fuente de combustible, el que necesitan para realizar sus tareas. Esto ocurre en función de dónde saca esa energía, de la glucosa, cuando ingerimos hidratos de carbono, o de los cuerpos cetónicos que produce el hígado a partir de la grasa.

Comer demasiado y estar sobre alimentado perjudica la flexibilidad metabólica, favorece la acumulación de grasa y libera citocinas inflamatorias.

Pide cita en nuestra consulta y cambia tu vida

¿Puedes tener deficiencia de micronutrientes?

Podemos tener deficiencia de micronutrientes y macronutrientes, esto provoca un exceso de glucosa dentro de la célula, lo que favorece, entre otras cosas, aumento del estrés oxidativo y aumento de la inflamación.

Como decimos, la clave es comer sano

Es muy importante prestar atención a la calidad de los alimentos que ingerimos, debemos evitar los que contienen un exceso de carbohidratos, como las harinas, cereales y azúcar refinado.

Nos conviene una dieta rica en vegetales de hoja verde, cereales integrales, mejor sin gluten, frutas de temporada, legumbres, proteínas vegetales, huevos, carnes blancas, pescados blanco y azul, frutos secos.

Deben imperar en nuestra dieta los alimentos naturales a los procesados, alimentos de temporada que llegan a la mesa con todo su potencial.

En conclusión

Si sientes fatiga o falta de energía todos los días debemos revisar tu dieta, aportar los nutrientes y suplementos que necesitas y sobre todo conseguir que tus células están nutridas, ellas son la clave de tu salud.

ESCUCHA LA ENTREVISTA QUE PUEDE CAMBIAR TU ACTUAL ESTADO DE SALUD.


Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook

 

 

 


 

TAGS :

Deja un comentario