Ayudar a un familiar afectado de fibromialgia

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 23, 2016 |
Ayudar a un familiar afectado de fibromialgia requiere de mucho afecto y constancia

Me gustaría dirigirme a esos familiares y amigos de personas con fibromialgia y enfermedades reumáticas que cursan con dolores intermitentes y de carácter difuso. Estos enfermos necesitan todo el apoyo, cariño y comprensión por parte de las personas que comparten el día a día con ellos. Ayudar a un familiar afectado es la mejor manera de mostrarle nuestro afecto.

La fibromialgia es una enfermedad invisible

Por la calle podemos cruzarnos todos los días con una vecina o vecino con el que solemos hablar. Nada en el/ella puede delatarla. Seguramente es una persona que va a su trabajo, a la compra bien arreglada  y sin tener mala cara ni mal aspecto. Pero en su interior puede estar sufriendo un incesante dolor de espalda, pies, manos… No hay normalmente ningún signo que delate estos dolores. En otras enfermedades es más fácil demostrar que no te encuentras bien. Tienes análisis clínicos, TAC, radiografías que lo revelan. Pero en la fibromialgia todos los parámetros están correctos.

Consejos a los familiares de un enfermo de fibromialgia: cómo ayudar a un familiar afectado de fibromialgia

En los casos en que tienen el apoyo de sus familiares estos enfermos mejoran de forma más rápida. Pues además de ese terrible dolor que sufren día a día, cuando además no son comprendidos por su entorno tienen que luchar contra esa incomprensión, dudas y malas palabras. Algunas veces tiene que escuchar recriminaciones como que son personas que no quieren trabajar por ser vagos.

Lo he vivido en personas que no podían dejar de llorar en mi consulta por sentirse rechazados. Por eso recomiendo a los familiares que estén siempre al lado de esas personas a las que tanto quieren y que tanto las necesitan.

Si un enfermo de fibromialgia recibe el apoyo y ayuda para cambiar, por ejemplo, su dieta, todo será más fácil. Acompañando al enfermo en la compra de estos alimentos, estas personas se están ayudando a ellas mismas. Estos familiares que acompañan al enfermo verán, con el paso de los meses recompensados sus esfuerzos y su cariño al ver como les cambia la vida. Pueden volver a ser felices juntos haciendo las cosas que antes de la enfermedad podían compartir. Pueden volver a disfrutar de sus hijos, viajes y salir a cenar con amigos.

 Toda mi familia se unió para ayudar a Marta y todos nos vimos recompensados con su cariño y alegría.

Es de vital importancia apoyar al enfermo. Quién padece fribromialgia no se lo inventa. Está realmente enfermo y necesita toda la ayuda que podamos brindarle.

TAGS : MARTA

Deja un comentario