Cáncer de colon: Consejos alimentarios para su prevención

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Feb, 27, 2017 |
Prevenir el cáncer de colon

El cáncer de colon es el tumor más frecuente en España. Por fortuna el índice de superviviencia es también el más alto.

El test de sangre oculta en heces es fundamental para su diagnóstico e igual de eficaz que una colonoscopia.

El cáncer de colon puede prevenirse

Es un cáncer ligado a los hábitos. Tu estilo de vida puede alejar hasta un 25% el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Para lograrlo debes hacer ejercicio físico de forma regular, descansar las horas necesarias y seguir una dieta equilibrada.

Imprescindible en tu dieta

Apuesta por los vegetales y la fruta. Una dieta rica en fibra reduce el riesgo de desarrollar pólipos. Además, los cereales integrales son mejores que los procesados. Intenta evitar el gluten, el azúcar, las carnes rojas, la bollería industrial, el alcohol y el tabaco. Y si puedes personalizar tu dieta mucho mejor.

Alimentos, hábitos, síntomas

La mayoría de tumores de colon y recto, se pueden evitar. No es necesario hacer grandes cambios, simplemente seguir unos hábitos que sí protegen. Como siempre, la información correcta es la que nso permite adecuar nuestro estilo de vida sin renunciar a una buena calidad de vida. No solo la alimentación ayuda. Has de revisar también tus hábitos de ejercicio, no caer en el sedentarismo, procurar mitigar el estrés en tu día a día y revisar si hay antecedentes médicos en tu familia.

Descubre si algo te está perjudicando y controla tu cuerpo

Las ultimas investigaciones demuestran que llevar una buena alimentación puede ser clave en la prevención del cáncer de colon. Pero nuestra dieta no ha de ser una cuestión inflexible. Hemos de investigar qué alimentos nos sientan mejor. Y es posible que con el paso del tiempo nuestras necesidades varíen y alimentos que no nos perjudicaban puedan pasar a hacerlo, por lo que siempre es adecuado ir comprobando las reacciones de nuestro cuerpo.

Infórmate sobre las intolerancias alimentarias para detectar si padeces alguna. Será importante también que prevengas el estreñimiento, que evites los lácteos pues se pegan al intestino y lo inflaman y que sustituyas los cereales que contienen gluten por otros libres del mismo.

Contra el sedentarismo

Si te pasas muchas horas sentado, debes revisarlo, porque como hemos dicho, el sedentarismo no ayuda a nuestra salud.

Una investigación realizada por científicos australianos ha demostrado que la falta de actividad física, dobla el riesgo de desarrollar un tumor en el intestino. El sedentarismo hace que el tránsito intestinal sea más lento y las sustancias tóxicas estén más tiempo en contacto con la parte interna de colon.

Media hora de ejercicio diario reduce el riesgo. No hace falta correr, simplemente caminar a paso ligero ayuda. No solo ayudas a prevenir el cáncer de colon sino que contribuirás a la mejora general de tu salud.

Síntomas y señales de alerta a tener en cuenta

La mayoría de cánceres de colon y recto se desarrollan a partir de los pólipos. Debemos revisar esas posibles verrugas anómalas que nos han podido diagnosticar, así podemos evitar que muten a células cancerígenas.

Estar atentos es clave. Un pólipo tarda 2 o 3 años en superar el centímetro de tamaño y necesita unos 8 años para transformarse en cáncer. En este periodo pueden aparecer síntomas o evidencias que nos alerten de su presencia y nos permiten poder cogerlo a tiempo:

  • Un dolor en el lado superior izquierdo del abdomen acompañado por una alteración del ritmo intestinal puede ser una señal de alerta de un posible pólipo.
  • ¿Ha cambiado tu ritmo intestinal? Si los periodos de estreñimiento se alternan con diarreas y no hay otra enfermedad que lo justifique (colon irritable, cambios en tu dieta, efectos secundarios de un fármaco), debes acudir al médico.
  • ¿Notas cansancio acusado sin una causa clara? Suele ser un síntoma del cáncer de colon en sus etapas iniciales, normalmente por la pérdida de sangre por las heces. Una pérdida de peso de más de 4 kilos sin motivo aparente también te alerta, debes consultar a tu médico.
  • Revisa si sufres hemorroides. No esperes a sufrir mucho dolor, tal vez sea una lesión en el colon que se puede evitar.
  • ¿Te cuesta ir al baño? Una oclusión intestinal que dificulta la defecación puede ser otro síntoma de alarma, los pólipos pueden obstruir el camino. Revisa si tus heces son alargadas y finas, consulta a tu médico por esos cambios.

Recuerda:

Tu médico es la persona que más te puede ayudar en estos casos. Te harán las pruebas necesarias para controlar una posible enfermedad.

  • Test de sangre oculta en heces.
  • Colonoscopia.
  • Prueba genética

Lo más importante siempre es prevenir esa posible enfermedad y esta en tus manos conseguirlo.

Si tienes alguno de estos síntomas, no te alarmes, porque pueden deberse a otras causas, pero conviene que acudas a tu médico y lo comentes con él.

 

TAGS :

Deja un comentario