Claves para no pasar hambre cuando estás a dieta

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Ene, 17, 2017 |
no pasar hambre es posible con una dieta inteligente

Los ataques al frigorífico son una de las causas más habituales que ayudan a abandonar una dieta. Pero como siempre digo cambiar de dieta no es pasar hambre, es simplemente comer de forma más saludable. Pero mucha gente no sabe manejar la diferencia. Por eso en ComidaSana queremos ayudarte. Sabemos que, a veces, no pasar hambre durante la dieta es un auténtico desafío.

Para controlar los kilos de más, los menús deben ser bajos en calorías, sí. Pero además deben aportarnos los nutrientes esenciales para no tener ganas de picoteo durante el intervalo de comidas.

Estar a dieta no es pasar hambre

Debemos cambiar ese chip. Podemos perder peso sin aburrirnos con demasiadas ensaladas ni sentirnos hambrientos. Y es que no pasar hambre está a nuestro alcance si sabemos organizar nuestra dieta.

Estas a dieta para bajar esos kilitos y disfrutar de la playa, pero sufres porque sientes tentaciones. Por qué se tiene sensación de hambre?.

El hambre es el resultado de un proceso en el que intervienen multitud de factores y sobre todo de hormonas. Para conocer cómo no pasar hambre es necesario que sepamos por qué sentimos hambre.

La insulina

Esta hormona que segrega el páncreas es clave. La insulina regula los niveles de glucosa en sangre. Cuando la glucemia desciende, el cuerpo siente que le falta energía y te dice que tiene hambre.

La leptina

Cuando en el organismo aumenta la grasa, los adipocitos, células grasas, segregan leptina y la liberan al torrente sanguíneo. Esta hormona es la encargada de producirnos la sensación de saciedad en el hipotálamo. Sin ella no sentimos saciedad.

La colecistoquinina

Es otra hormona que produce saciedad. Es liberada en respuesta a la presencia de alimentos en el intestino, sobre todo si son alimentos grasos. Si lo que comes son hidratos de carbono, esa señal no se produce.

La grelina

Es otra hormona que se segrega en el estómago cuando se queda vacío y cuando llega al cerebro da la orden de comer.

Equilibra tu dieta para no pasar hambre

Para conseguir mantener un peso saludable y a la vez una buena salud, tus menús deben ser equilibrados y completos.

Si por el contrario te faltan proteínas o hidratos de carbono, es muy fácil que el apetito se despierte antes de llegar a la siguiente comida. De este modo, sin darte cuenta te asaltarán las ganas de picar cualquier cosa, sobre todo comida basura.

También debes tener en cuenta que a veces tu organismo te demanda que lo hidrates. No pide comida, pide agua y muchas veces confundimos esas sensaciones.

Lo primero que debemos hacer para evitar picar es que tu organismo se encuentre en plena energía siempre. También debemos procurar que al comer disfrutes de esa comida y que sientas que has comido bien.

comida-sana

Come menos cantidad pero más veces. Cinco comidas son las adecuadas. Es muy importante un buen desayuno, evitando alimentos que suban y bajen el nivel de insulina de forma rápida.

No te excedas en la comida, pero procúrate la suficiente energía y calorías. Cuando te alimentas bien, evitas los ataques repentinos.

Engaña a tu cerebro: Puedes servirte la comida en platos más pequeños. De este modo el cerebro cree que comes más cantidad. La visualización de la comida es muy importante para nuestro cerebro. Los alimentos que ocupen el plato son también es una buena idea, te parecerá que has comido más.

Desayuno

Si te gusta desayunar cereales prueba el teff, un cereal sin gluten que aporta sensación de saciedad absoluta. Puedes probarlo con bebida de almendras sin azúcar. Son copos de teff, se preparan llevando a ebullición la bebida de almendras. Puedes añadir una cucharadita de cacao puro, stevia, lo añades a los cereales y remueves.

Es muy importante incluir en el desayuno semillas de chía, son saciantes y ayudan a ir al baño.

A media mañana

Puedes tomar batidos saciantes de:

  • Kiwi, piña, espinacas y zumo de limón.
  • Fresas, bebida vegetal de arroz y unos copos de arroz.
  • Papaya y mango con bebida de avena.
  • Té de tres años y tostada integral con paté vegetal.

Si no puedes incluir fruta por sufrir mala absorción de la fructosa, mejor infusiones, endulzadas con stevia y una tostada de pan de arroz con algo de proteína.

La merienda

Debe ser suculenta y ligera:

  • Tostada de pan integral con canónigos y paté vegetal.
  • Yogur de soja o yogur sin lactosa con 2 orejones y 5 almendras peladas crudas.
  • Bebida de almendras sin azúcar con 3 galletas integrales.
  • Pudin de semillas de chía, es súper saciante y muy saludable. Te ayuda a ir al baño, lo que es esencial si quieres perder peso.

Recomendaciones adicionales

Recuerda, no abuses de la sal.

También te puedes deleitar con los pequeños trucos que te indico.

  • Si quieres tomar chocolate, puedes sustituirlo por algarroba. Su sabor es muy parecido, tiene poca grasa y mucha fibra. Si prefieres el chocolate mejor que sea lo más puro posible.
  • Chips de hortalizas al horno, son ligeras, saciantes y aportan fibra.
  • Mejor compota que mermelada. Puede acompañar al yogur, a las tostadas en la merienda y al desayuno. Es dulce, tiene pocas calorías y es muy saciante.
  • Hidratarse es muy importante, infusiones de té rojo, té kukicha, cola de caballo endulzado con stevia
  • Comer todo a la plancha no es necesario.
  • Prueba a preparar tus platos con aceite de coco no hidrogenado. Te aporta energía inmediata y no se transforma en grasa corporal.

Recuerda: para poder controlar tu peso debes aprender a comer de forma saludable.

La clave para mantener un peso equilibrado, no tener atracones, no pasar hambre y sentirte a tope de energía es saber qué dieta es la tuya.

Y recuerda también caminar por lo menos 60 minutos al día a paso ligero. No es necesario ir al gimnasio, no todos estamos preparados para ello.

 

TAGS :

Deja un comentario