Cómo afrontar una enfermedad, en primera persona.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Abr, 29, 2013 |

Soy Marta y es la primera vez que me atrevo a escribir sobre los sentimientos que se pueden sentir cuando una persona está pasando por una enfermedad. Hace 6 meses decidí ir a vivir a Londres, yo tenía mucha ilusión y ganas de poder emprender una vida nueva y aunque al principio yo me sentía bien no sabía lo que me estaba deparando el futuro.

Hace ahora 3 meses decidí que tenía que volver a España porque tenía unos dolores de cabeza insoportables que no me dejaban continuar con mi vida. Mi sueño, mis ganas de poder tener mi vida en otro país desaparecieron cuando en el hospital me dijeron que podía tener un tumor en la cabeza.

Una vez te dicen que tienes un tumor entras dentro de una espiral de pruebas y también de muchos sentimientos, casi todos suelen ser de gran incertidumbre o de miedo. Es un miedo a lo desconocido, a no saber que va a ser de tu vida. Después empezaron las dudas por parte de los médicos de si lo que tenía en la cabeza era un tumor o tal vez fuera otra cosa. Decidieron hacerme una punción medular y se dieron cuenta de que tenia más líquido en la cabeza de lo normal. Tener líquido en la cabeza es una enfermedad grave con un proceso de curación muy lento.

Decidimos pues ir a un médico naturópata y empecé a comer de una forma muy estricta porque él me dijo que todo lo que me estaba pasando era debido a que mi hígado estaba intoxicado. En unas semanas empecé a notar una mejora y creo que fue en aquel momento cuando volví a volver a tener alegría por empezar a retomar mi vida.

En un principio hacia cosas pero tenía muchas limitaciones. En todo momento intenté ser optimista y no dejar que la enfermedad se apoderara de mi. Aunque como en todo, también habían momentos de desesperación, momentos de querer llorar y momentos de pensar si siempre estaría enferma, si nunca me curaría.

rose-16-300x2252-300x210

Ahora he decidido volver a Londres porque realmente me encuentro más recuperada. Tengo que continuar con mi dieta y sobretodo con la mente bien clara. En muchas ocasiones es difícil mantener una mente clara y despejada, por eso siempre nos va a servir hablar con las personas que hay a nuestro alrededor, no hay que perder de vista nuestra meta.

Yo no puedo decir que ya esté bien, de hecho creo que me quedan meses por recuperarme y poder decir que ya tengo una vida normal. Tengo 22 años y es la segunda vez que una enfermedad en mi cuerpo me ha hecho parar mi vida por completo, la cual cosa me hace sentir mucha rabia! Pero también, es la segunda vez que gracias a la alimentación puedo volver a sentirme viva.

Creo que muchas veces no somos conscientes del daño que le hacemos a nuestro cuerpo cuando comemos comida basura. Hoy en día casi todas las personas están cansadas, sienten depresión o simplemente no son felices con sus vidas. Yo les digo que con una buena alimentación se puede ser feliz, al principio es difícil pero ¿Qué precio tiene para nosotros nuestra vida?

TAGS : Experiencias reales

Deja un comentario