Si estamos bien nutridos evitamos los ataques de hambre

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Oct, 31, 2016 |
Las legumbres son una buena opción para estar bien nutridos

La ansiedad por la comida es muy frecuente si nuestro organismo no se alimenta bien, puesto que aparece cuando no estamos bien nutridos.

Muchas personas siguen cayendo en el error de pensar que estar bien nutridos es comer en abundancia. Pero no es así: es comer un poco de todo sin sentirse harto y combinando los alimentos de la forma adecuada.

Vemos por la calle y en las consultas miles de personas con sobrepeso y en cambio mal nutridas, con anemias, enfermedades degenerativas, ansiedad, depresión…

No solamente necesitamos comer, realmente necesitamos nutrir a nuestro cuerpo para que este sano.

Esos alimentos se transforman en energía, reparan tejidos, mantienen nuestras neuronas en plena forma, nos curan las enfermedades y las previenen.

La abundancia de alimentos que tenemos hoy en día, con supermercados abarrotados de colores y sabores artificiales, ha hecho que perdamos el verdadero concepto de que alimentarse es nutrir a nuestro cuerpo.

¿Cuándo el organismo está bien nutrido?

Tu organismo funciona mejor porque se siente en equilibrio. Por ejemplo, todos tenemos épocas en las que nos sentimos bien, no nos duele nada, estamos más tranquilos y relajados. Esto no es casualidad, es que estás nutriéndote bien y se nota.

No sientes debilidad, dolor de cabeza, no tienes fatiga ni irritabilidad.

Puedes mantener tu peso o incluso adelgazas. Como te sientes equilibrado, tu organismo no siente ataques de ansiedad ni de hambre.

Qué alimentos debemos elegir para nutrirnos y además mantener una salud óptima y no sufrir ataques de hambre

Hay dos tipos de hambre:

  • El hambre tóxica, cuando no recibes los nutrientes adecuados.
  • El hambre de capricho, cuando te apetece comer algo y tú sabes que realmente no tienes hambre.

Ambas desaparecen cuando tu alimentación es equilibrada.

Para nutrir nuestro organismo de forma correcta debemos elegir alimentos saludables y, sobre todo, cocinarlos de forma adecuada además de combinarlos en su justa medida.

Ejemplo de ingesta de pocos nutrientes y muchas calorías:

  • Garbanzos con tocino y chorizo; nos aportan unas 720 calorías por ración.
  • Postre de helado, nos aporta 180 calorías.

Las legumbres cocidas son una buena opción para estar bien nutridos

Las legumbres no pueden faltar en nuestra dieta, pero es mejor cocinarlas de forma sencilla y ligera.

Este menú nos aporta un exceso de azúcar, grasa saturada, colesterol, muchas calorías y pocas vitaminas.

Pero si este mismo menú lo cocinamos de forma más sencilla nos aporta hidratos de carbono completos, minerales, vitaminas y fibra, además de las calorías adecuadas.

Ensalada de garbanzos con pimientos, tomate y puerro. Podemos añadir un huevo duro que nos aporta además proteínas. En total nos aporta unas 370 calorías

Y de postre una macedonia de frutas variadas que nos aporta 80 calorías, vitaminas y fibra. ¿Has visto cómo cambia un mismo menú?

Esta es la diferencia entre comer y nutrir, entre engordar y perder kilos o mantener un peso ideal, la diferencia entre comer sin más o estar bien nutridos.

 

Otros alimentos adecuados para estar bien nutridos

Elige también cereales integrales, mejor sin gluten, sobre todo si sufres problemas intestinales, migraña, dolores reumáticos.

No abuses de la fruta, tiene mucha fructosa y te puede engordar; además, si sufres gases intestinales y malestar intestinal revisa si puedes tener una mala absorción de la fructosa.

Evita los lácteos; usa mejor yogures de soja, coco y leches vegetales.

Es muy importante hacer tres comidas y dos tentempiés.

Evita las ensaladas por la noche, te retienen líquido, interfieren en el sueño nocturno. Mejor si comes verduras cocinadas al vapor, espárragos cocinados, puré de verduras…

Por la noche son mejor los pescados y hamburguesas vegetales, a ser posible preparadas en casa con legumbres, tofu y cereales.

La grasa ideal para cocinar tus alimentos debe ser aceite de oliva virgen y aceite de coco no hidrogenado.

Al contrario del aceite de oliva, el aceite de coco pasa directamente al hígado donde es transformado en energía, mejora la fatiga, baja el colesterol, limpia el organismo de bacterias, cándidas y virus.

La harina y cereales de teff te pueden ayudar a disminuir esos ataques de ansiedad por la comida, pues el teff es muy saciante y te hace sentir lleno.

Si tu organismo se siente nutrido podrás descansar por la noche y levantarte con energía y sin dolor

Guardar

Guardar

TAGS :

Deja un comentario