Cómo prevenir un ictus o infarto cerebral.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jun, 01, 2017 |
prevenir un ictus

El ictus es una de las patologías causantes de un mayor porcentaje de invalidez en adultos ¿Podemos prevenir un ictus? ¿Qué provoca esta enfermedad?

En España el infarto cerebral agudo es la primera causa de muerte en el caso de la mujer y la segunda en el hombre. Recientemente, la revista XLSemanal ha publicado un artículo acerca de novedades esperanzadoras en el tratamiento del ictus.

Pero, como con toda enfermedad, mejor que tratarlo es prevenir un ictus. Y de eso quiero hablarte en este artículo.

Las causas de un ictus son variadas y pueden confundirse con otras patologías. Además son distintas si se trata de un estrechamiento arterioesclerótico o un bloqueo por trombo o coágulo.

Prevenir un ictus atendiendo a los síntomas

Hay una serie de síntomas que aunque parece que no tienen relación entre sí ni tienen en apariencia relación con el infarto cerebral, pero para sorpresa de muchos sí la tienen y te explico por qué:

Los síntomas de alarma son:

  • Presión arterial elevada.
  • Anemia grave.
  • Déficit de vitamina A, E y C u otros nutrientes.
  • Triglicéridos en sangre.
  • Trastornos en la coagulación.
  • Trastornos en la producción de glóbulos blancos/rojos.
  • Acidificación del organismo.
  • Consumo de drogas y tabaco.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Diabetes.
  • Mala alimentación.

Algunos de estos síntomas te parecen lógicos en la enfermedad, pero otros no tanto, ¿verdad?.

Pero vamos a la parte práctica. Quiero enseñarte a prevenir un ictus, que es realmente lo que buscamos.

Otro punto de vista del conocimiento médico

La Medicina Tradicional China tiene una visión diferente de la enfermedad y su tratamiento/prevención. Sigue leyendo, seguro que te sorprende el planteamiento.

prevenir el ictus cuidándonos

Las principales causas que provocan un infarto cerebral pueden ser:

  • Densificación de la sangre por insuficiencia de Zeng Qui y Wei Qui, que representan el sistema inmunitario y su respuesta ante tóxicos externos.
  • Nutrición deficitaria o inadecuada. Producida por una ingesta o abuso de alimentos grasos, crudos, fríos, bebidas alcohólicas y dulces, produciendo una acumulación de grasa y toxinas que los órganos de limpieza como el hígado y los riñones no pueden limpiar, dando lugar a la formación de ateromas o trombos en las arterias.
  • Traumas emocionales. Una mayoría de personas sufren un exceso de preocupaciones, tristeza, estrés. Todo ello provoca que, sumado a una debilidad del organismo, nos pueda afectar el equilibrio Yin-Yan.

Entiendo que te puedan sonar raro estos dos conceptos. La forma de ver la medicina y la salud en la filosofía oriental es la siguiente:

  • Es intuitiva.
  • Sus métodos de análisis y sus terapias son globales.
  • Considera al hombre en su conjunto, físico, emotivo y mental.
  • El enfermo se cura a sí mismo. El médico sólo orienta acerca del estilo de vida más apropiado.
  • La relación paciente terapeuta es emotiva, los dos dan y reciben al mismo tiempo.
  • La dietética está basada en los alimentos, que son los que curan la enfermedad.

En esta sociedad en que vivimos, nuestro entorno físico, emotivo y social cambia continuamente. Para no caer enfermos debemos tener en cuenta la capacidad de adaptación del organismo.

Vigilar nuestros órganos

Es importante entender que las causas del ictus pueden ser múltiples y están muy relacionadas con nuestro estilo de vida. Por este motivo, la visión holística de la medicina tradicional china encuentra eco en el modo de prevenir un ictus. Es una visión que ayuda a entender nuestra salud como un todo unido.

Visto el enfoque que debemos tener a la hora de prevenir un infarto cerebral, podemos asegurar que no es algo repentino que no podamos evitar o predecir, sino la consecuencia final de un claro deterioro progresivo del organismo cuyos síntomas suelen estar a la vista durante semanas o meses y que nadie ha tenido en cuenta.

Algunos médicos tratan los diversos síntomas de forma aislada sin entender ni tener en cuenta la relación existente entre ellos. La visión global de la medicina china atiende a todos los síntomas en su conjunto y los trata a de modo simultáneo.

Qué órganos debemos tener en cuenta para prevenir un infarto cerebral o ictus.

La primera fase de un infarto cerebral es un estancamiento. Dejan de realizar sus funciones correctamente algunos de los órganos principales:

  • Corazón.
  • Hígado.
  • Bazo.
  • Pulmones.
  • Riñones.
  • Cerebro.

Un paciente intoxicado por afectación de los órganos referidos puede presentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Sensación de distensión abdominal.
  • Dolores de cabeza y acuófenos (ruido en la cabeza).
  • Depresión, pesimismo y cambios de humor.
  • Pulso tenso e hipertensión.
  • Lengua ligeramente púrpura.
  • Problemas emocionales como la frustración, la cólera reprimida, resentimientos emocionales e ira.

En pocas ocasiones un médico considerará estos síntomas como parte de un mismo proceso de enfermedad, por lo que tampoco los combatirá de un modo global.

Cada síntoma será tratado de forma individual animando al paciente a ingerir gran cantidad de fármacos y de este modo solo agravarán el problema.

Si los tres órganos principales de limpieza no funcionan de forma efectiva, el organismo puede llegar a un nivel de toxicidad que acabe provocando el infarto cerebral o cualquier otra enfermedad.

prevenir un ictus mediante la dieta

Prevención activa

Todo esto se podría haber evitado viendo los síntomas del enfermo y con un tratamiento preventivo que incluyera sobre todo una dieta adecuada. Para ello convendría personalizar la dieta y también recurrir a terapias complementarias como masajes, fitoterapia y acupuntura. Finalmente, si fuera necesario, también podría acudirse a la farmacología convencional.

Los riñones y el hígado juegan un papel muy importante en la prevención del infarto cerebral.

Por ejemplo, el hígado es el almacén de la sangre y el gran depurador del organismo. Un mal funcionamiento del mismo se puede reflejar en múltiples disfunciones orgánicas y numerosas patologías.

Asimismo, los riñones por su parte están implicados de forma directa en el origen de la hipertensión. De hecho si la enfermedad se inicia en el riñón, el enfermo tendrá en un 95% de los casos hipertensión arterial, que es una causa básica de los infartos cerebrales.

En definitiva

Todo apunta a que la prevención de un accidente cerebrovascular pasa fundamentalmente por una profunda desintoxicación del organismo y una alimentación adecuada, como en todas las demás enfermedades, incluido el cáncer.

Para mantener un organismo sano ten en cuenta las siguientes pautas:

Evita

  • Lácteos, mejor siempre leche vegetal de arroz o té de tres años o té verde.
  • También conviene eliminar el azúcar.
  • Igualmente debemos eliminar o al menos reducir la ingesta de carnes rojas.
  • Los cereales con gluten.
  • También las bebidas azucaradas deben suprimirse, ya que aportan calorías vacías y azúcares.

No es tan difícil seguir estas simples pautas y menos si tenemos en cuenta que prevenir un ictus es un objetivo vital.

En mi libro TRATAMIENTO DEL DOLOR puedes encontrar las pautas para llevar una dieta saludable, fácil de seguir por toda la familia y sin sobrepasar el presupuesto familiar dedicado a la alimentación.

Lo más importante para prevenir esta y otras enfermedades es mantener los filtros limpios y en buen estado y esto sólo se consigue con una alimentación adecuada.

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas ictus cerebral prevenir

Deja un comentario