Cómo recuperar la salud, energía y la felicidad

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 18, 2012 |

Razones para cambiar de alimentación.

Cada día te levantas pensando “hoy me pongo a dieta, dejo de fumar, hago más deporte…..”Pero no llevas a cabo ese cambio.

Es posible que no lo lleves a cabo porque no tienes claro si vale la pena intentarlo, hacer ese sacrificio, que no es para tanto te lo aseguro.

Te presento 10 razones para cambiar de alimentación.

  1. Quiero mejorar mi silueta y mi peso. Necesito que correspondan al físico de la persona que yo quiero ser.
  2. Deseo aumentar mi energía y no sentirme fatigado siempre, física y mentalmente.
  3. Quiero tener un sueño reparador y profundo. No quiero tomar somníferos para conciliar el sueño. No necesito la ayuda de excitantes para empezar un nuevo día.
  4. Necesito solucionar esos problemas de salud que me impiden disfrutar de la vida: Migraña, digestiones pesadas, dolores musculares, reuma, hipertensión.
  5. Necesito tener una vida sentimental mejor, ser más tolerante con los demás, tener sentimientos más positivos y alegres.
  6. Quiero tener una memoria y una concentración más fuerte, tener ideas claras y poder dar todo en mi trabajo y en el día a día.
  7. Quiero tener experiencias nuevas, potenciar mis relaciones personales y profesionales.
  8. Necesito llevar una vida más natural, más equilibrada, más completa, una vida donde poder encontrar y experimentar mi verdadera identidad, disfrutando cada día.
  9. Necesito una vida más limpia, sin pesticidas, glutamatos y comida basura. Debo aportar mi granito de arena para proteger el medio ambiente y todo el planeta.
  10. Necesito y quiero un futuro más feliz para mis hijos, para la sociedad y la humanidad del planeta.

Todos estos deseos se pueden ver realizados gracias a un cambio de alimentación.

Ya sé que piensas; todo lo basas en la alimentación, pues no es tan fácil¡¡

Pues sí es tan fácil. Es como tu coche, necesita un buen combustible para poder funcionar.

Creemos, de forma errónea, que comer en restaurantes de lujo donde nos cobran de un simple plato lo que una familia se gasta para comer en un día, que estamos comiendo de forma sana, pues en muchos de esos casos no estamos aportando nada sano a nuestro organismo.

Muchas personas que acaban el día agotadas desconocen que realmente la causa de esa fatiga es la pésima alimentación.

El cortadito de media mañana junto al dulce de una magdalena o bollito es una forma de agotar nuestras energías, aunque no lo parezca, unas horas después nuestro organismo sufre una bajada de los niveles de glucosa dando la sensación de agotamiento y mareo. ¿A que no te suena raro lo que te acabo de contar?

Lo que muchos piensan que es  comer sano para estar fuerte y con energía,comer por ejemplo un filete de ternera con patatas, no hace otra cosa que desgastar nuestras energías.

frutas011-300x199

Lo que realmente te prepara para afrontar un día de trabajo es un buen desayuno con cereales integrales, té de tres años, mermelada sin azúcar y tostadas de pan de arroz o espelta con paté vegetal o aceite de oliva.

Una comida con una base de cereales integrales, arroz, quinoa, legumbres, verduras y proteína de carne blanca o proteína vegetal.

Una merienda con bebida vegetal, yogur de soja, galletas de arroz.

Una cena ligera con una base de verduras con pescado o una base de legumbres y cereales.

Esta forma de alimentarnos nos aporta energía para todo el día y nos prepara para un sueño reparador.

Una dieta pobre tiene un pronunciado efecto sobre tu vida. Consume toda tu energía, física y mental. Afecta a tu estado de ánimo y enturbia tu mente. Los sabios nos dicen:

“Como nutres tu cuerpo, así nutres tu mente”.

Hay una comunidad que vive en la isla de Okinawa, en el mar de China, donde vive la mayor concentración de centenarios del mundo. Uno de los secretos de su longevidad es la dieta vegetariana.

Esta claro que no todo el mundo puede ser vegetariano, pero todos debemos llevar una dieta sana y rica en verduras, cereales, frutas. Es vital y extraordinariamente saludable.

No es tan difícil organizar una buena forma de comer, nuestros antepasados ya lo sabían.

Prueba un mes a cambiar tus hábitos y notaras la diferencia, tendrás más energía. Una mente más despejada y un humor más tranquilo y relajado.

Evita el café, si ya sé que sin ese café de la mañana no empiezas el día con energía, pero te puedo demostrar que es falsa esa creencia. Duerme bien y verás que no necesitas tomar estimulantes para tener ganas de trabajar o hacer deporte.

Algo muy importante es volver a la cocina, tenemos poco tiempo ya lo sé, pero realmente invertiremos en salud para toda la familia, preparando platos, postres caseros……

Busca en nuestra web toda la información necesaria para poder realizar este cambio de alimentación que representa un cambio radical en tu vida.

Puedes encontrar los productos que mejor te sientan según tu grupo sanguíneo y empezar por ahí ese cambio.

Pero ten en cuenta lo siguiente:

Los extremos nunca son beneficiosos.

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas

Deja un comentario