Dieta sin almidón a quién puede beneficiar

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jul, 10, 2017 |
arroz integral con cúrcuma

La dieta sin almidón es la llamada dieta de Londres. En el hospital de Middlesex de Londres, un equipo médico dirigido por el Doctor Ebringer vieron la unión probable de la Espondilitis a la acción de una bacteria llamada Klebsiella Pneumoniae.

La Klebsiella reside principalmente en el Colon y actúa y se multiplica en presencia del almidón.

La dieta sin almidón por sus resultados y estudios ha sido y es aplicada en numerosas enfermedades sobretodo las autoinmunes y aquellas que cursan con dolor, inflamación y otros síntomas.

Si no ves cambios en tu estado de salud, sigues con muchos dolores articulares, musculares, inflamación intestinal crónica, debes evitar el almidón durante un mes y ver si esos síntomas mejoran o cambian.

¿Qué es el almidón y dónde lo encontramos?

Pertenece al grupo de los carbohidratos digestibles de la dieta. En nuestra cadena alimenticia tiene una gran importancia ya que constituye una fuente importante de energía. Los consumimos todos los días y son muy importantes en nuestra dieta. El problema puede llegar cuando no los podemos digerir de forma correcta y nos enferman.

 

Alimentos ricos en almidón

El almidón se encuentra en la mayoría de los vegetales, también en granos, frutos y tubérculos.

Cereales: Trigo, maíz, avena, teff, espelta, centeno, y sus derivados como harinas, panes y pastas (blanca e integral). Germen de trigo, soja, Sagú, tapioca.

Arroces: integral y  blanco.

Panes: integral, con semillas, pan de pitta, blanco, con fibra añadida.

Vegetales: patatas, frijoles, habas de soja, garbanzos, lentejas, guisante (menor cantidad).

Alimentos con almidones modificado: Batidos y repostería, Dulces, algunas leches vegetales Rellenos, saborizantes, bebidas gaseosas, salsas y espesantes. Sopas preparadas, Glaseados, snacks, coberturas para ensaladas, derivados lácteos. Congelados. Puddings, saborizantes, Croissants, Pan de hamburguesas, empanados.

 

Es importante conocer a quién puede beneficiar seguir una dieta sin almidón

En algunas enfermedades inflamatorias y auto-inmunes.

  • Poliartritis reumatoide.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Reumatismo psorisiasico.
  • Artritis crónica juvenil poliarticular y oligoarticular.
  • Lupus eritematoso diseminado.
  • Esclerosis múltiple.
  • Artritis reumatoide.
  • Enfermedad de Addison.
  • Celiaquía.
  • Colon irritable.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Gastritis.
  • Colitis ulcerosa.
  • Sobrepeso.
  • Fibromialgia.

 

¿Por qué te perjudica el almidón?

La falta de enzimas por una parte, necesarias para su hidrólisis y poder ser digerido. Las enzimas como la amilasa, presente en la saliva e intestinos, son necesarias para este proceso.

Su difícil digestión, ya que el almidón crudo no se digiere. Se aconseja su previo tostado y cocción correcta.

Y el más importante, al que hace referencia el Dr. Jean Seignalet, sería la hiperpermeabilidad del intestino. La acumulación de toxinas en el medio extracelular produce intoxicaciones. Es el origen de muchas enfermedades autoinmunes e inflamatorias.

 

Muy importante

  • Masticar mucho los alimentos para una buena insalivación.
  • Adecuado aporte de enzimas,
  • Equilibrio de la flora intestinal. Enzimas, fibra soluble y regeneradores de flora. Incluye en tus comidas Miso de soja para producir enzimas digestivas.
  • Incluir grasas en la dieta: aceite de oliva y coco sin hidrogenar, pescado azul y blanco, carne blanca.
  • Buena hidratación. Es muy importante hidratar bien el organismo, mejor evitar beber más de 1 vaso de agua durante las comidas, para que las enzimas que deben descomponer el almidón no se diluyan.
  • Incluir té de tres años a media mañana.
  • Limpieza orgánica de intestinos y hepática.
  • Eliminar bebidas que aceleren la digestión, café, colas y los excitantes.
  • No fumar: el páncreas descompone la mitad restante del almidón, y el tabaco inhibe su funcionamiento.
  • Descansar después de las comidas.

 Tienda online Comida Sana
Duración del tratamiento

Debemos tener en cuenta que esta dieta se convierte casi en proteica, por lo que su elevado consumo de proteínas también puede colapsar el organismo. Se aconseja consumir frutas frescas, bajas en almidón y así cubrir las necesidades de carbohidratos por su aporte de azúcares simples y más fáciles de digerir.

El problema puede aparecer si el enfermo no tolera la fructosa de las frutas y algunos vegetales.

Compensar con suplementos como tomillo, ortiga verde, diente de león, fumaria, menta, bardana.

Su duración suele durar meses, con diferentes fases.

Debemos empezar eliminando todos los alimentos que más almidón contienen durante los 2 o 3 primeros meses con limpieza de órganos y desintoxicación.

Posteriormente se introducen aquellos que contienen menos almidón aportando de nuevo al organismo la energía que necesitamos.

No es nada fácil seguir una dieta sin almidón, pero realmente es necesaria en casos muy severos de inflamación intestinal, dolores articulares, gastritis severas que no mejoran con dieta y enzimas digestivas.

Podemos ver los primeros resultados en una semana, pero no por ello levantar la guardia y volver a recaer.

La constancia es lo más importante y el acompañamiento profesional para ir viendo los resultados.

Si quieres mejorar tu alimentación y la de tu familia tienes nuestros libros y una consulta dietética a tu disposición.

Dieta semanal

Desayuno:

Leche de almendras, avellanas o soja casera + 200gr de fiambre de pavo o tortilla de 2 huevos con aceite de coco o oliva. Puedes añadir ensalada. También yogur de soja o sin lactosa.

Incluye pan de almendras en todas las comidas.

Media mañana

1 vaso de leche vegetal + 10 almendras. También puedes tomar durante la mañana además infusiones con estevia. También pan de almendras con pavo.

Comidas:

Caldo de verduras y pollo + pavo preparado en aceite de coco+ ensalada de lechuga. Una infusión o café descafeinado.

Ensalada , col al vapor pasada por la paella con aceite de coco o de oliva y ajetes + pavo o pollo al horno, infusión con stevia.

Caldo de verduras y pollo, ensalada, salmón con aceite de oliva + infusión con stevia

Atún con espárragos verdes al horno o parrilla. Ensalada de berros y cebolla, pan de almendras, infusión con stevia.

Brócoli y calabacines al vapor. Pescado blanco con aceite de oliva. Ensalada de lechuga, infusión con stevia, pan de almendras.

Ensalada de lechuga, pechuga de pollo con aceite y vinagreta. Coles de Bruselas al vapor. Pan de almendras.

Meriendas:

Igual que en los desayunos. Puedes incluir una buena porción de tarta de almendras, no lleva harinas. También si no se sufre intolerancia o mala absorción de la fructosa incluir fruta, menos plátano.

Cenas

Hamburguesa de pollo o pavo, col al vapor pasada por la paella en aceite de oliva. Pan de almendras.

Tortilla de calabacín, espinacas rehogadas con aceite y ajos. Pan de almendras

Tofu con ajo, puré de calabacín, cebolla, aceite de oliva y poca sal. Pan de almendras.

Col y acelgas al vapor con aceite de oliva, pescado azul en aceite de oliva o coco, pan de almendras.

Sopa de verduras, sardinas preparadas con aceite de coco o oliva, pan de almendras.

 

Estos son algunos ejemplos de comidas, cenas, meriendas y desayunos que te pueden sentar bien.

Aprende a preparar otros menús siguiendo estas normas básicas.

Apunta en un diario cómo te vas encontrando para poder decírselo al nutricionista.

El pan de almendras es clave en tu dieta

 

Guardar

Guardar

Guardar

TAGS :

Deja un comentario