El Monje que vendió su Ferrari

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 14, 2012 |

Hoy quiero hablar de un libro muy especial para mí. “El monje que vendió su Ferrari”.

Es una fábula espiritual que de forma fascinante y divertida explica cómo debemos afrontar y disfrutar de la vida, nuestra vida.

El libro nos cuenta la historia de Julián un abogado millonario que un día sufre un infarto en pleno alegato y descubre unas ganas inmensas de cambiar su patética vida.

Durante años viaja por la India y encuentra en el Himalaya una forma de vida espiritual que lograra hacer renacer toda su ilusión por vivir.

Pero tiene que cumplir una promesa que hizo para poder recibir esa sabiduría, ayudar a otras personas a descubrir una nueva forma de vivir.

Y qué mejor que empezar por su mejor discípulo y amigo John.

Os presento una de las partes que más me ha gustado del libro, todo él genial.

Ambos amigos están hablando en el salón de la casa del discípulo:

-Julián- ¿Qué es exactamente lo que buscas en la vida? ¿Quieres ser un padre mejor o vivir una vida más equilibrada y gratificante? ¿Deseas mayores satisfacciones espirituales? ¿Sientes que lo que te falta es aventura y diversión? Piensa un poco.

-John-¿Qué tal la felicidad eterna?

-Vaya-río Julián-, no hay nada como empezar con poco. Bien, eso también lo tendrás.

-¿Cómo?

-Los Sabios de Sivana conocen el secreto de la felicidad desde hace cinco mil años. Por firtuna, se dignaron compartirlo conmigo. ¿Quieres que te lo cuente?

-No; creo que primero iré a empapelar de nuevo el garaje.

-¿Qué?

-Pues claro que quiero saber el secreto de la felicidad eterna, Julián, ¿No es eso lo que todo el mundo busca en el fondo?

-Cierto. Pues ahí va…¿puedo pedirte otra taza de té?

-Vamos, déjate de evasivas.

-De acuerdo. El secreto de la felicidad es simple: averigua qué es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección. Si analizas a las personas más felices, saludables y satisfechas de tu mundo, verás que todas han encontrado cuál era su pasión y luego se han dedicado a perseguirla. Esta vocación suele ser casi siempre la de servir a los demás. En cuanto concentres tu poder mental en conseguir lo que amas, la abundancia inundará tu vida y tus deseos serán satisfechos sin esfuerzo.

-O sea que se trata de averiguar lo que te gusta y luego hacerlo. ¿Es eso?

-Si merece la pena-replico Julián.

-¿Cómo defines lo que merece la pena?

-Ya he dicho, John, que tu pasión debe mejorar la vida de los demás o servirla de alguna manera. Victor Frankl lo dijo mucho mejor que yo cuando escribió:

“El éxito, como la felicidad, no debe perseguirse, sino seguirse. Y eso es sólo posible como efecto secundario de la dedicación personal a una causa mayor que uno mismo.”

Primero descubre cuál es la misión de tu vida, así despertaras cada mañana con una reserva ilimitada de energía y entusiasmo. Todos tus pensamientos estarán concentrados en tu objetivo.

No tendrás tiempo para perder el tiempo. El poder de la mente, por tanto, no se malgastará en pensamientos insignificantes. Automáticamente, borraras el hábito de preocuparte y te volverás mucho más eficaz y productivo. Aún más, tendrás un profundo sentido de la armonía interna, como si algo te guiara para realizar tu misión en la vida. Es una sensación maravillosa. A mí me encanta.

La historia continua y realmente te enseña a vivir de otra forma.

Te recomiendo leer el libro.

Te aseguro que realmente cada persona tenemos una misión en la vida que nos hace levantarnos cada día de la cama con ilusión y energía. Lo he comprobado personalmente.

TAGS : Experiencias reales

Deja un comentario