El Zinc, imprescindible para la vida.

Evitar el colesterol con dieta sana

Hoy vamos a hablar de otro mineral importantísimo para la salud, el Zinc.

Al igual que el magnesio es un micro-mineral esencial para que nuestro organismo funcione correctamente, su deficiencia puede originar muy graves consecuencias.
El zinc es un nutriente indispensable para la salud y la vida. Cumple una variedad de funciones biológicas y de extrema importancia en la estructuración de las membranas de las células, en el crecimiento y división celular para sintetizar las proteínas, ADN, ARN, lípidos, carbohidratos, insulina, participa en el buen metabolismo del fósforo, calcio, libera la vitamina A que tenemos almacenada en el hígado, ayuda a eliminar los tóxicos, es muy importante en el equilibrio ácido-alcalino de la sangre, favorece el buen funcionamiento del hígado y los riñones.

Es esencial para más de 300 reacciones enzimáticas del organismo.

Pero además es esencial para el buen funcionamiento del cerebro.

Está involucrado en distintos procesos bioquímicos de mielinización, síntesis y liberación de neurotransmisores que regulan la excitabilidad neuronal, asociada a la buena memoria, las emociones y el comportamiento y función cognitiva.

Un suplemento de zinc puede mejorar la memoria, aumenta el rendimiento escolar, potencia las funciones motoras, cognitivas y emocionales, previniendo el Alzheimer y demencia Senil.
Hay muchos órganos del cuerpo que se ven beneficiados por el zinc:

  • La piel
  • Uñas
  • El cabello
  • Los sentidos del gusto y olfato
  • Los músculos
  • Los vasos sanguíneos
  • El páncreasFlora intestinal
  • El hígado
  • Los riñones
  • El sistema inmune
  • Mejora la hipertensión arterial
  • Mejora la recuperación de úlceras gástricas
  • Mejora las heridas y quemaduras
  • Mejora el acné
  • Ayuda a disminuir los depósitos de colesterol
  • Los ojos.
    Cómo evitamos su carencia

Para realizar todas las funciones en las que está involucrado el zinc nuestro organismo sólo dispone de 1 a 3 gramos que tenemos repartidos en las células.

Las mayores concentraciones se encuentra en huesos, músculos, la glándula prostática, los testículos, los ojos, la piel y la sangre.

Debemos ingerir unos 15mg diarios para mantener los niveles adecuados en sangre, para poder disponer de ellos en caso de necesidad. El suplemento más recomendable es el Citrato de zinc.

Durante una enfermedad, operación, en el embarazo y lactancia se requiere más aporte. También en personas que padecen alcoholismo, diabetes, desórdenes digestivos, enfermedades renales, hemorragias menstruales intensas o los vegetarianos deben tener especial atención con el zinc.
También algunos fármacos pueden inhibir su absorción, como el AZT, los antiácidos, diuréticos y anticonceptivos orales.
Hay algunos alimentos que impiden su absorción:

La fibra dietética, la celulosa, lignina el ácido fítico presente en los cereales, legumbres y frutos secos.

Para evitar que el pan interfiera en la correcta absorción debemos comerlo siempre preparado con levadura. Evitar panes sin ella.
Los primeros síntomas de que tenemos una falta de zinc antes de hacer un análisis clínico son:

  • Retraso de cicatrización de heridas, dermatitis, psoriasis, eccemas, acné, erupciones,.
  • Alteración del sistema nervioso, depresión, angustia, hiperactividad, susceptibilidad.
  • Anemia
  • Baja tasa de crecimiento
  • Baja tolerancia a la glucosa
  • Debilidad muscular
  • Deficiente producción de insulina
  • Depresión inmunitaria, infecciones frecuentes, daño de radicales libres, cáncer
  • Diarrea
  • Falta de peso al nacer
  • Lesiones oculares, sequedad y problemas de visión nocturna
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de cabello
  • Problemas de próstataIMG_6371-300x200
  • Fatiga y cansancio
  • Trastornos de la menstruación
  • Uñas débiles
  • Degeneración macular
  • Enfermedad de Crohn
  • Lupus
  • Osteoporosis
  • Psoriasis

Alimentos ricos en zinc:

  • Carne: vaca, cerdo, cordero, aves de corral.
  • Hígado y riñones
  • Pescados
  • Mariscos
  • Yema de huevo
  • Productos lácteos.

Los siguientes alimentos también contienen zinc pero su absorción es peor por contener fibra o ácido fítico que dificultan la absorción.

  • Cereales, trigo y maíz
  • Frutos secos, almendras, nueces
  • Legumbres
  • Semillas
  • Verduras y hortalizas
  • Levadura de cerveza
  • Germen de trigo.

Es vital para mantener una buena salud, proporcionar a nuestro organismo los nutrientes necesarios para ello.

Si te gusto el artículo compártelo !!!

Si quieres que hablemos de algún tema no dudes en dejar un comentario!!!!

Suscríbete para recibir todas las novedades

subscribete

 

                                              Si quieres más información accede a los libros

el dolor en la fibromialgia                                                Si quieres asesoramiento personalizado

haz clic aquí

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas

Deja un comentario