Qué necesita un enfermo de fibromialgia de sus familiares

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Dic, 14, 2016 |
Los familiares pueden hacer mucho más bien que la medicación convencional

Un enfermo de Fibromialgia necesita que en su entorno, especialmente sus familiares, entiendan qué es esta enfermedad y la dimensión que conlleva de dolor y fatiga extrema. Muchas veces, la ignorancia es tan nociva como el dolor. El desconocimiento es un gran aliado para el avance de la enfermedad.

Muchos enfermos me han pedido que abogue por ellos y explique sus necesidades reales en el día a día. El enfermo de fibromialgia necesita de su familia mucho cariño, comprensión, apoyo. Es muy difícil luchar solo contra una enfermedad como la fibromialgia. Y es aún más difícil cuando el enfermo debe luchar también contra su entorno.

El enfermo también necesita ayuda en la casa. El trabajo de una casa, como cocinar, lavar, planchar, ir a la compra o realizar tareas como llevar a los niños al colegio. En definitiva, las tareas normales que se realizan en un hogar son una carga muy pesada para ellos. Liberarles de esa carga supone una enorme ayuda. No solo desde el punto de vista práctico sino también desde el anímico.

No es que no quieran hacerlo, es que no pueden. Su organismo se encuentra bajo mínimos y apenas les quedan fuerzas para respirar y hacer las tareas básicas para seguir viviendo. Puede sonar exagerado pero los enfermos graves se sienten de ese modo.

Cuando tu pareja, madre, esposo, hijo te diga que no puede hacer la cena por que no se puede levantar del sofá, no pienses que lo hace por comodidad. Su cuerpo no puede moverse o hacerlo le cuesta mucho esfuerzo por los dolores.

¿Recuerdas cómo te sentías aquellos días que pillaste un resfriado o la típica gripe? Pues así se siente un enfermo de fibromialgia todo el día: sin fuerzas ni ganas de hacer nada.

En esos días de enfermedad lo único que quieres es que alguien te mime, ayude y te arrope. Piensa que un enfermo de fibromialgia y fatiga crónica toma mucha medicación que realmente no le hace nada. Es más, en muchos casos empeora la situación. Los antidepresivos merman su capacidad y los fármacos para dormir les producen somnolencia durante el día, agravando la fatiga crónica.

Normalmente la persona que sufre fibromialgia es una persona muy vital, alegre y positiva. Pero sin saber cómo ni por qué, de repente se ve inmersa en un estado de depresión causado por tanto dolor y fatiga. Es incomprensible tanto para él como para la familia.

Sé que convivir con un enfermo de fibromialgia no es nada fácil. Pero tampoco para el enfermo es fácil convivir con una familia que no entiende que realmente está enfermo, que no es una persona vaga ni quiere llamar la atención. Esa acusación, expresa o velada, fuerza a muchos enfermos a ocultar su estado. Y la ocultación de la enfermedad siempre facilita su avance. Además, la presión psicológica también es muy perjudicial.

En mi consulta escucho a estos enfermos lamentarse del poco caso, comprensión y respeto que sus familiares tienen por esta enfermedad.

La fibromialgia apenas se nota en el aspecto físico del enfermo. No tiene una herida abierta que puede enseñar y demostrar, es una herida interna que poco a poco va destruyendo su vida.

Qué pueden hacer los familiares

Lo más importante es prestar ayuda al enfermo en esos días en que no puede ni moverse de la cama. Habrá días en los que será mejor dejar que descanse, ayudarle en las tareas de la casa, prepararle la comida… Sobre todo cocinar para el enfermo es una parte muy importante en la relación entre el enfermo y sus familiares, pues si no colaboramos en su alimentación puede caer en la desnutrición y empeorar la enfermedad. O bien puede optar por comidas basura por ser más fáciles de cocinar o de pedir por teléfono, empeorando de nuevo su salud.

Los hábitos alimentarios son la llave de la salud

Pero dicho todo esto debo recordar que desde esta web estamos asesorando a enfermos y familiares para cambiar el estado de salud de la persona afectada por fibromialgia y fatiga crónica.

alimentos_balanceados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estamos demostrando que una alimentación adecuada puede dar la vuelta a esta situación y conseguir que el enfermo recupere la salud.

La fibromialgia es una intoxicación severa del organismo. Es más, recientes estudios han demostrado que la enfermedad guarda relación con una flora intestinal alterada.

El 98% de los pacientes de fibromialgia tiene colon irritable, periodos de estreñimiento o diarrea, sufre gases intestinales y malas digestiones.

Una dieta adecuada puede mejorar la salud intestinal y con ello el sistema inmunitario. En pocos meses el enfermo empieza a notar cambios en su salud. Estos cambios principales son:

  • Mejoran las contracturas musculares de la espalda y cuello.
  • Desaparece el dolor de cabeza continuo.
  • Desaparecen los molestos gases intestinales.
  • Remite o desaparece la fatiga crónica.

En muchos casos una ingesta de vitamina del grupo B ayuda a superar la fatiga crónica y descartar el virus de Epstein-Barr .

 

Junto a la dieta también es importante contribuir a la salud del enfermo con otras terapias. Por ejemplo es necesaria la ayuda emocional para limpiar traumas internos que siguen escondidos. Estos pueden provocar mucha angustia que agrave la enfermedad.

Los pacientes que sufren fibromialgia suelen ser personas muy sensibles. Hablamos de personas que ofrecen su ayuda sin pensar en ellas mismas. Al final esa carga les afecta emocionalmente de forma negativa.

En definitiva:

Si tienes un familiar que sufre fibromialgia o fatiga crónica, lo principal y más importante es que entiendas que realmente se encuentra muy enfermo. Necesita tu ayuda para el día a día, para las tareas sencillas que pasan a ser tan complicadas para el enfermo. Y sobre todo debes ayudarle a tomar la decisión de cambiar su actual estado de depresión y desesperación. Cambiando su dieta tal como te enseñamos en Comida Sana.

TAGS :

Deja un comentario