Fermentados, los mejores probióticos para tu intestino

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Oct, 13, 2016 |
alimentos fermentados

Fermentar un alimento es un proceso sencillo y natural. Los alimentos fermentados llevan acompañando la alimentación humana desde hace miles de años. El proceso de fermentación es utilizado por muchos pueblos y culturas antiguos para conservar los alimentos, promover una buena digestión y mejorar la salud.

Tenemos que tener en cuenta que “probiótico” en griego significa “para la vida”, y se refiere a microorganismos vivos presentes en la fermentación de los alimentos y que nutren una buena flora intestinal.

El intestino es la clave del bienestar y de una buena salud a todos los niveles. Las enfermedades, al igual que la salud entran por el intestino.

Por eso hoy quiero enseñarte cómo fermentar tus verduras de forma fácil y paso a paso.

alimentos fermentados

Cómo fermentar tus verduras

Utensilios necesarios para la preparación:

  • Bol grande de cristal.
  • Cuchillo o mandolina.
  • Tabla de cortar.
  • Mano de madera.
  • Batidora

1º- Lava y corta la verdura

Una vez hemos elegido la verdura la lavaremos sin pelarla. En la piel hay bacterias útiles para la fermentación. La troceamos bien.
2º- Añadimos sal del Himalaya

Podemos hacerlo de dos maneras:

  1. Preparamos salmuera con agua mineral y un 3% o 4% de sal. Luego, debemos sumergir en este agua las verduras.
  2. Salamos las verduras y las amasamos con las manos para romper la celulosa, de esta forma podremos extraer todo el jugo posible.

 

3º-Condimentamos al gusto

Ahora añade las especias y condimentos que más te gusten.

Introduce la verdura con todo su jugo en el tarro de cristal.

 

4º-Prensa y aprieta bien la verdura

Para ello utilizamos la mano de madera, con ella presionamos las verduras hacia abajo.

El agua debe rebasar la verdura, si te falta líquido añade más salmuera.

Debes poner un vaso encima o algo que haga presión. Así mantenemos la verdura sumergida y va soltando el gas que produce la fermentación.

Cubrimos con una tela y sujetamos con una banda elástica dicha tela alrededor del bote.

 

5º-Dejamos reposar

Tras un par de días a unos 18º/24º C, verás como empieza la actividad y aparecen burbujas. A través de la tela saldrá el gas.

En 5/7 días estará listo. Debemos refrigerarlo durante unos 2 días antes de poder comerlo y pasado este tiempo ya podrás incluirlos en tu dieta.

verduras, alimentos fermentados
Qué puede pasar durante el proceso

  • Si aparece moho, dependerá de la cantidad: Cuando sale por encima y es poco, lo puedes quitar con cuidado y deberás prensar de nuevo las verduras. Puedes quitar el moho con una espátula de madera.
  • En el caso de que aparezca espuma: Es normal e inocua, pero debemos eliminarla.
  • Con respecto al PH: Puedes medir el PH con una tira. Si tiene una acidez de 4,0 o menor, puedes consumir el fermentado con tranquilidad. La acidez inhibe las bacterias patógenas.

Qué hacen los fermentados por tu salud

Estos alimentos te nutren, pues al ser los mejores probióticos que puedes ingerir,son una fuente excelente de nutrientes esenciales como vitaminas y enzimas.

Además, refuerzan la inmunidad pues al fortalecer el intestino ayudan a producir anticuerpos. Un intestino sano es fundamental para tener una buena salud.

Como ya he señalado, los alimentos fermentados mejoran la digestión: mantienen, fortalecen y equilibran la flora intestinal. Ayudan a mejorar la digestión, reducen la inflamación y previenen el cáncer gastrointestinal.

Te proporcionan los mejores probióticos en cantidades hasta 100 veces más numerosas que los suplementos y son mucho más económicos.

 

Guardar

Guardar

Guardar

TAGS :

Deja un comentario