Tratamiento de Fibromialgia, diagnóstico complicado y costoso de conseguir.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | May, 30, 2014 |

Os presento otro testimonio de una paciente de Fibromialgia. Nos explica lo complicado que resulta llegar al diagnóstico y como gracias a la alimentación a empezado su recuperación.

Buenas,

Mi nombre es Joana  y voy a intentar resumiros mi larga historia y cómo el destino ha querido que Maribel se cruzara en mi vida.

Llevo desde los 16 años de médicos con dolores diversos en el cuerpo y articulaciones, pero me decían que era del crecimiento, que fuera a nadar… Es decir, restando en todo momento importancia…

A los 24 años aproximadamente un reumatólogo me diagnosticó artritis reumatoide ,es triste pero en parte respiré tranquila porque por fin alguien daba nombre a algo que me estaba pasando. Para tratarlo me dieron mediación muy fuerte (Metratexato y otros medicamentos) que lógicamente en una persona tan joven eran demasiado y creo que a raíz de aquella época empezó también mi declive estomacal/intestinal. Unas tres veces tuve la Helicobacter pylori, tiempo después unos dolores/espasmos intestinales tan fuertes , que cada dos por tres estaba en urgencias, pero no encontraba nada que me calmara, a veces la codeína, pero era algo puntual…

He pasado por pruebas de todo tipo, gastroscopia, colonoscopía, laparoscopia… parecía un conejillo de indias y yo me sometía a todo sin reparo, porque solo quería que por favor me encontraran lo que fuera pero consiguieran parar los dolores que estaba sufriendo.

Fue una época de tantos médicos en los que ponía mis esperanzas, que al no dar con ninguna solución creo que empecé a estar un poco deprimida porque no podía más.

Con 28 años un reumatólogo me diagnostico Fibromialgia, todos los síntomas coincidían incluidos los famosos puntos gatillo: dolores generalizados en las articulaciones, dolores de cabeza, intestino, estomago. Una debilidad tan extrema que me impedía andar y levantarme de la cama, mareos, temblores… Había días que me costaba dormir, incluso me daban de repente ataques de ansiedad, movía de forma nerviosa las piernas y se me torcían las manos.

Este médico me dio como tratamiento algo para relajarme por la noche y otro medicamento que se suponía que me activaba algo por las mañanas, pero todo lo contrario, si ya de por si estaba cansada esto me dejaba peor, incluso me daban nauseas, así que deje la medicación y me “acostumbre” a vivir así.

Tres años después en mi lucha por querer estar mejor y con esfuerzo económico, estuve probando todo tipo de tratamientos alternativos (acupuntura, fitoterapia, biorresonancia, masajes..). Hasta que di con un médico de medicina interna que tras varias pruebas me confirmó el diagnostico de fibromialgia pero también dio importancia al tema de la ansiedad, ya que era cierto que los síntomas y los dolores se veían agudizados con los episodios de ansiedad que tenia y me mandó al psicólogo para ver si conseguía aliviarlo un poco. Y tengo que reconocer que me ha venido bien para la ansiedad, pero no para todos los demás síntomas que acompañaban mi día a día.

Y es hace casi 7 meses, tras un aborto el pasado mes de octubre en el que lo pasé bastante mal, cuando una vez más me “levante” de donde estaba hundida y volví a coger las riendas de mi salud. Quería ponerme bien, quería coger fuerzas para un posible futuro embarazo y poder dar a mis hijos una vitalidad hasta ahora perdida en mi juventud.

Convivir con la Fibromialgia Sin SufrimientoSiempre había oído hablar de la importancia de la alimentación para la salud me puse a investigar, a leer, a buscar algo que me ayudara, incluso fui al endocrino a exponerle mi caso, pero me hizo caso omiso. Pero un día encontré la web de Maribel y el caso de Marta y ni un segundo dude en apostar por esta nueva andadura. Algo me decía que esta vez si podía ser, que igual había encontrado el camino.

Compré el libro y tras exponer mí caso a Maribel, ella amablemente me recomendó seguir unas pautas alimenticias y tomar unos complementos vitamínicos. Fui estricta desde el principio, nada me hacia flaquear, estaba convencida de ello y el esfuerzo iba a merecer la pena. Si es cierto que al principio me costaba notar algo, es normal como siempre dice Maribel, pero cuando uno quiere notar mejoría, no entiende de tiempo y paciencia. También tengo que reconocer que me entraban muchas dudas pero ahí estaba Maribel para ayudarme y buscar la forma correcta de alimentación que me iba ayudar.IMG_5189

Han pasado ya tres meses desde que empecé con Maribel y esto unido a la practica de ejercicio gradual, el par biomagnetico, acupuntura/punción seca y una actitud positiva, tengo que reconocer que si he notado algo! Tengo más días buenos que malos, ya no me levanto tan mal y con dolores por la mañana, tengo algo más de vitalidad!!

No voy a mentir diciendo que ya no noto ningún dolor, de hecho me sigue dando alguna vez los mareos/temblores, me duele la cabeza, me da el brote, pero es con menos frecuencia!! Y para todas las personas que padecemos de algo, creo que valoramos mucho el estar algo mejor.

Llevo poco tiempo y como siempre dice Maribel, esto es una carrera de fondo y hay que tener paciencia. Yo lo que tengo claro es que ya he adquirido unos hábitos alimenticios, que a parte de ser saludables, me gustan, así que seguiré con ellos porque es tan importante cuidarse por fuera como por dentro.

Muchas gracias Maribel por tu ayuda y mis más sinceros ánimos a Diana y todo el mundo que comienza.

Un abrazo,

JOANA

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas ayudar curar Fibromialgia mejorar prevenira testimonios

Deja un comentario