Fibromialgia, una historia real de recuperación.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Ago, 08, 2012 |

Hace unos días para alegría nuestra Marta grabó un vídeo explicando su experiencia y dejando sus reflexiones al respecto.

A raíz de ello he preguntado a una persona muy querida para mi su opinión sobre la palabra “curado” respecto a la recuperación de Marta. Esta persona hace años que sigue mis consejos, tiene entre otras patologías Fibromialgia y fatiga crónica.

Estas son sus reflexiones respecto a mi consulta.

Ante todo quiero resaltar lo siguiente de la opinión de Ana:

Como sé y asumo que habrá opiniones en contra, al menos dejamos claro que esa opinión se le ha pedido y que está hecha con todo respeto y cariño hacia y para quienes están enfermos de fibromialgia, también para quienes conocen a enfermos aunque ellos no lo estén. No es una crítica sino una opinión que está dirigida a ayudar comentando algunos conceptos en los que normalmente no profundizamos.

campos1Hay que leerlo con tranquilidad, dulzura, energía positiva, compartir puntos de vista debe ser positivo para todos los lectores, estén enfermos o no. Ana remarca “Yo no  estoy curada y no me rindo, quiero que nadie se rinda y que tengamos motivos suficientes en los que reflexionar para seguir adelante”.

Hola Maribel, no sé si mi reflexión sobre la utilización de la palabra “curado” os servirá de algo, pero ya que me pides mi opinión te la voy a dar y si os puedo ayudar con ella me sentiré muy bien. Lo haré desde el tema Marta y su fibromialgia.

Pienso que si se utiliza este término al explicar el proceso de curación de Marta (como si se utiliza en otros casos) debe haber también ciertas matizaciones pues no es lo mismo una enfermedad en un cuerpo infantil, que normalmente aún no tiene patologías crónicas  de otros tipos como pueden ser enfermedades reumáticas debidas a la actividad física tras treinta o cuarenta años de vida con actividades laborales fuera y dentro del ámbito familiar,  de tipo ginecológico, renal, padecer diabetes y muchas más que se pueden tener…

Quizá ella lo ha conseguido y muchas personas adultas al intentar seguir los pasos de Marta se frustren y piensen que esto es incierto y lancen críticas en contra porque no piensan que sus cuerpos están más enfermos y necesitan más depuración y tratamientos más prolongados aún que el de Marta. Al leer o escuchar la palabra “curado”, los demás dan por hecho que ellos se tienen que curar normalmente en unos pocos meses, no piensan en un proceso minucioso  y duro de años y que  su cuerpo no es infantil y “virgen” de enfermedades en líneas generales, motivo este por el que no había tomado aún tantos medicamentos, como quienes queremos curarnos en edad adulta.

A esto hay que añadir una gran dosis de ánimos a largo plazo, no hay que desesperar y por eso lo ideal es que el tratamiento a base de cuidados alimenticios sea un estilo de vida para la persona que decide llevarlo a la práctica, haciendo saber que sois conscientes de la diferencia de edad en que Marta padeció la enfermedad y la ausencia de patologías que mayoritariamente padecen los adultos y ella no padecía. Y hay que intentar que comprendan que si no se consigue curar una persona de la fibromialgia, si hay mejorías y beneficios para el organismo en general y que si se lleva la dieta alimenticia correctamente, se puede conseguir vivir sin sobrepeso y eso es muy importante para la salud.

También es muy difícil explicar y que comprendan que siempre hay que vigilarse y cuidarse, porque volvemos a lo mismo… cada uno interpreta según su libre pensamiento, como si ella hiciera lo que quisiera y no tuviese ya que estar alerta ni tener unos cuidados alimenticios. Entonces si hacen la dieta, la dejan y se olvidan de todo,volvemos al absurdo tema de “no me curo” así que no es cierto que se curen los demás.

Handicaps a la hora de utilizar la palabra, pues el principal que yo observo es que no reconocen por qué no se curan. Principalmente es porque no han cambiado el estilo de vida alimenticio o lo hacen a medias, cosa que estropea el tratamiento y no sirve para nada.

Entonces vuelve a la cabeza de este tipo de personas la palabra “curado”y su falsa percepción de que es mentira la posibilidad de la curación sin pensar que se equivocan. Son ellos los que no siguen el camino correcto porque cometen muchos errores.

FloresLa verdad es que es complicado utilizar este término sin dar lugar a interpretaciones erróneas por las diferentes formas de pensar que tenemos cada individuo. A veces no nos conviene entender las cosas como son y la excusa fácil es decir que tal testimonio de curación no puede ser cierto, pero siempre quedamos los conscientes a los que nadie nos tiene que dar tales explicaciones de las cosas y sabemos enfocar un testimonio de la forma adecuada y reconocer como hay que hacer un tratamiento, cómo es nuestro cuerpo y cómo puede reaccionar y actuar en consecuencia al tipo de reacción que se tenga.

Aún con la misma edad en los pacientes, cuando se estudian las evoluciones médicas de tratamientos médicos en grupos, no hay nunca resultados iguales aunque estén hospitalizados y bajo supervisión médica porque cada cuerpo tiene una respuesta diferente al mismo tratamiento, puede haber algunos con resultados parecidos pero no suceden milagros y mejoran todos y se acabó el problema, esto no ocurre, así que somos nosotros los que debemos tener la cabeza preparada para pensar y comprender cada cosa como es.. otra cosa es transmitirlo a los demás.

Yo tengo las cosas muy claras, se como tengo que enfocar el testimonio de Marta y creo en su curación y me alegra mucho que esté totalmente sana.

No me queda más que felicitaros por vuestro esfuerzo, por preocuparos por tantos enfermos sin ser vuestra obligación y por cuidarnos e informarnos tan bien.

Pienso que vuestro esfuerzo no es en vano y que el gran mérito es que lo hacéis voluntaria y humanamente.

No os rindáis, os necesitamos. Perdonad, me he extendido bastante, no he sabido sintetizar más mi opinión. Espero que me comprendáis, pienso que os preocupa la utilización de la palabra en este sentido, espero haber acertado.

Abrazos y besos para los cuatro. Ana.

TAGS : Experiencias reales

Deja un comentario