¿Fibro qué? Hablando de fibromialgia

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Dic, 20, 2016 |
Hablando de fibromialgia

¿Fibro qué? Es curioso. ¿No te ha pasado que hablando de fibromialgia te han preguntado por tu enfermedad y les ha sonado a chino?

La palabra no es fácil de pronunciar, lo admito. Si no la sufres tú o alguien de tu entorno desconoces ese término.

¿Cómo explicar a alguien que nunca ha tenido los síntomas que tienes tú, qué es esta enfermedad y cómo te sientes en tu día a día?
Hablando de fibromialgia nos encontramos con que la incomprensión a veces empieza en la consulta médica.

A veces ni los propios especialistas saben explicar qué es, debemos empezar por desmentir la respuesta que da dicho especialista al enfermo y su familiar. Este especialista tiene a ese enfermo y sus familiares sentados enfrente y con cara de no saber si asustarse mucho o aliviarse por conocer por fin el nombre a su dolencia.

Pero como la respuesta es muy pragmática el enfermo sale de la consulta destrozado:

“Usted tiene una enfermedad que no existe, no tiene cura y su vida será muy dura”.

Los fármacos no hacen efecto alguno

Vamos a prescribir analgésicos (que no surten efecto alguno). También antidepresivos (“usted tiene esos síntomas porque tiene depresión”, totalmente falso). Además, sedantes para que se relaje (lo único que van a conseguir es empeorar la situación, pues el paciente se siente drogado y dormido todo el día).

En fin, con este panorama el paciente y el familiar salen de la consulta peor que entraron, sabiendo el nombre del problema, pero no la solución ni el tratamiento.

Qué es la fibromialgia

La fibromialgia realmente es una serie de síntomas que ocurren nuestro organismo, no es solamente un síntoma. El paciente se encuentra con:

  • Dolor generalizado.
  • Colon irritable, inflamación intestinal severa.
  • Contracturas por todo el cuerpo, especialmente en hombros, omóplatos, espalda, cuello.
  • Dolor en manos, pies, codos.
  • Dolor de cabeza, en algunos casos incluso migraña.
  • Pérdida de memoria, a veces cuesta hablar y recordar palabras.
  • Dificultad para dormir por la noche, cuesta dormir y sobre todo tener un sueño reparador.
  • Sudores nocturnos o cuando hacemos la siesta.
  • Infecciones de orina tratadas con antibióticos y que nunca acaban de curar.
  • Dolor estomacal, malas digestiones…

Todos estos síntomas o conjunto de patologías son la respuesta a qué es la fibromialgia. Cuando estamos hablando de fibromialgia no hablamos, por tanto, de una cuestión concreta sino de un conjunto de patologías interrelacionadas.

Hablando de fibromialgia con claridad

Si no sufres esta enfermedad, estoy segura de que en estos momentos estas pensando, “ojala nunca me pase eso” es terrible. Sí, es terrible, pero más terrible es que, teniendo todos estos síntomas, te digan que te los inventas tú. Que te digan que lo tienes en la cabeza y que espabiles y empieces a moverte y a dejar de lamentarte.

No cabe ninguna duda de que la parte emocional de cualquier enfermedad es importante para poder tratarla. Desde luego, en la fibromialgia esa parte es muy importante. Pero no porque el paciente se cree esos síntomas. El paciente de fibromialgia suele ser una persona muy sensible, siempre pensando en los demás, pocas veces dice que no a ayudar, y esa carga emocional a veces ayuda a empeorar los síntomas.

Cuando estoy hablando de fibromialgia con personas que desconocen la enfermedad, compruebo que hay muchos prejuicios sobre quienes la padecen.

Pero lo cierto es que al enfermo se le debe apoyar en momentos duros. La vida a veces nos trae disgustos graves. Muchas veces estos son tratados con antidepresivos que acaban afectando órganos internos cuya labor es mantener sano el organismo.

La alimentación es la clave de la salud

Una alimentación deficiente también agrava el problema. Un exceso de azúcar en la dieta, harinas refinadas, el gluten, demasiados lácteos, carnes rojas. Una falta de nutrientes básicos, como el ácido omega3 y 6, magnesio, zinc, vitaminas.

Nuestra alimentación actual es pobre y además muchas personas sufren desnutrición, sobre todo en las sociedades más modernas, con tanta comida basura y tan buena para nuestros sentidos.

Muchos enfermos sufren sobrepeso y al mismo tiempo desnutrición severa, apareciendo enfermedades como la fibromialgia y la fatiga crónica.
Actualmente hay mucha información sobre la importancia de la alimentación en la prevención y tratamiento de estas dolencias y muchas más enfermedades. Aún así muchos enfermos siguen dudando sobre estos datos y prefieren seguir con su rutina alimentaria. Lo hacen sin pensar que si hasta ahora solamente han conseguido estar enfermos, no cuesta tanto cambiar esos hábitos por otros más saludables.

Probar durante 3 meses y ver resultados. Seguramente serán una sorpresa para él, pues podrá ver como algunos de los síntomas anteriormente descritos mejoran y alivian la enfermedad.

Los últimos avances en nutrición se pueden aplicar en el tratamiento del 70% de las enfermedades.

TAGS :

Deja un comentario