Qué como si tengo intolerancia al gluten, huevos, fructosa y lácteos

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Feb, 13, 2018 |

Qué como si tengo intolerancia al gluten, huevos, fructosa y lácteos y estoy diagnosticado de colon irritable.

Seguro que a muchas personas les parece exagerado el título de este post, pero hay más personas que sufren estas intolerancias de las que te puedas imaginar.

Una intolerancia puede mermar tu salud y complicarte la vida a la hora de preparar tu menú semanal y no digamos ya a la hora de asistir a una fiesta, ir de vacaciones donde el resto de invitados no tienen en cuenta tus restricciones alimentarias, ni se pueden imaginar lo que sientes tú cuando sufres brotes a consecuencia de saltarte la dieta.

Recuerda que el origen de muchas enfermedades esta en el intestino. Fibromialgia, migraña, colon irritable, lupus, dolores reumáticos….

 

¿Te sientes desesperado y ya no sabes qué comer?

 

Algunas personas con el paso de los años mejoran de algunas intolerancias, otras por el contrario ven agravadas dichas intolerancias con otras, incluso más graves o molestas.

Revisemos diferentes intolerancias

Has sido diagnosticado de intolerancia al gluten, la solución es evitar los alimentos que los contienen: Trigo, cebada, centeno, espelta, avena, kamut y todos los alimentos preparados con estos cereales.

El problema llega a la hora de preparar un menú fácil y saludable y que además guste a toda la familia para ahorrar tiempo en la cocina.

Qué cereales te convienen; Teff, quinoa, mijo, amaranto, trigo sarraceno, arroz.

Has sido diagnosticado de intolerancia a la lactosa y a la caseína, debes evitar la leche y todos sus derivados, todos. Queso, flan, natillas, cremas de leche, yogur y todos los alimentos que lo pueden contener.

Si solo eres intolerante a la lactosa puedes consumir leche, yogur y quesos preparados sin lactosa.

Pero si eres intolerante a la caseína ya te puedes despedir de los lácteos.

Que bebidas alternativas te convienen para desayunos y meriendas; bebidas vegetales de almendras, coco, arroz, cereales, soja.

Puedes consumir yogur de soja.

Harina de teff sin gluten en nuestra tienda Comida Sana

 

Si has sido diagnosticado de intolerancia a los huevos lo tienes más difícil, debes evitarlos si no quieres sufrir brotes, y si eres alérgico ya no tienes alternativa a probarlos.

Cómo puedes preparar bizcochos, tartas, galletas y que sean lo más parecido posible a las que llevan huevo, añadiendo semillas de chía a la masa, goma guar.

Si has sido diagnosticado de intolerancia a la fructosa la cosa se complica mucho. Debes revisar tu dieta. La fructosa es el azúcar de frutas y vegetales.

Según tu grado de afectación podrás consumir unos vegetales u otros.

 

Los cereales integrales pueden agravar los síntomas de la intolerancia a la fructosa

También debes tener en cuenta que los cereales integrales pueden agravar la enfermedad, producen fructosa al llegar al intestino y lo inflaman.

Si has eliminado o rebajado los azúcares, sorbitol, maltitol, sacarosa, siropes, melazas, azúcar blanco, integral e incluso de coco, y sigues con inflamación intestinal, la respuesta es muy clara:

Revisa tu dieta, debes evitar también los cereales integrales.

Aquí puedes ver el listado de alimentos que debes tener en cuenta para mejorar la enfermedad.

Las legumbres también inflaman el intestino

Estoy hablando de la fructosa que contienen las legumbres. Debes restringir la ingesta de legumbres a 2 veces semanales y revisar cuál te produce menos inflamación.


Consultas y planes de nutrición 100% personalizados

Si necesitas ayuda para mejorar tu salud no dudes en contactar conmigo, te puedo ayudar.

Si tú solo no consigues descubrir qué alimentos te están afectando, no dudes en pedir cita en mi consulta, juntos vamos a iniciar un estudio y tratamiento personalizado para aliviar y controlar esos síntomas tan duros y complicados.


Pero ¿qué ocurre si sufres todas estas intolerancias juntas?

Seguramente te estas volviendo loco porque no es fácil preparar una dieta equilibrada evitando todos esos alimentos.

Muchas personas que sufren colon irritable severo ignoran realmente porqué no consiguen encontrar un equilibrio entre lo que comen y los brotes graves y molestias de gases, diarrea/estreñimiento.

Por ello hay que revisar tu dieta ver qué alimentos te están afectando a tu vida diaria, solo un afectado por estos problemas intestinales es capaz de comprender el malestar que supone sufrir colon irritable.

Sé de qué hablo, yo misma sufro todas estas intolerancias y gracias a esto he preparado una dieta libre de dichos alimentos.

He conseguido crear un menú equilibrado, que contenga todos los nutrientes que necesito para mantenerme sana, activa y conseguir evitar esos síntomas tan severos que durante meses consiguieron mermar mi calidad de vida.

¿Quieres saber cómo debe ser tu dieta para evitar esos dolorosos síntomas?

Si que es verdad que en estos casos tan severos la dieta debe ser personalizada, adaptada a tus necesidades, algunos alimentos serán apartados e iremos introduciendo otros y viendo cómo te sientan.

No pienses que no quiero explicarte aquí la dieta, lo que ocurre es que lo importante de este tratamiento es personalizar esa dieta a tus intolerancias y necesidades específicas, las dietas no sirven para todos.


Visita nuestra biblioteca de libros de autoayuda.


No dejes de leer estos libros

En nuestros libros te asesoramos sobre la mejor nutrición para prevenir / tratar esas enfermedades que te afectan y que merman tu salud y tu felicidad.

Te explicamos de forma sencilla cómo debe ser tu menú semanal para conseguir en unos meses recuperar el equilibrio y con él la salud.

A quién beneficia esta forma de alimentación, pues a cualquier persona que necesite cambiar su vida. A enfermos de migraña, colon irritable, fibromialgia, fatiga crónica, personas con dolores articulares, artrosis, artritis o sobrepeso.

Tiempo necesario para ver diferencias y conseguir mejoría

La dieta debe ser seguida de forma estricta durante 15 días para poder comprobar los resultados.

Iremos anotando en un diario cada día cómo nos hemos sentido, diferencias entre unos alimentos y otros.

Pasados estos 15 días volvemos a contactar y revisamos cómo te encuentras, cambios a nivel intestinal, fatiga, gases, dolor. Iremos revisando y podremos introducir algún alimento para comprobar si lo toleras.

Es bastante complicado evitar tantos alimentos, reconozco que se debe invertir mucha fuerza de voluntad, pero la recompensa es grande y merece la pena ese esfuerzo.

Hay intolerantes a la fructosa que ignoran que lo son

¿Te parece interesante este post? Compártelo en tus redes, puedes ayudar a muchas personas que lo necesitan.

Deja tu comentario, a nosotros nos importas mucho.

 

TAGS :

Deja un comentario