Intolerancias alimentarias a alimentos naturales

Las intolerancias alimentarias son cada vez más frecuentes

Cuando hablamos de intolerancias alimentarias, la mayoría de la gente piensa en alimentos procesados. Pero estas intolerancias alimentarias también se dan con respecto a alimentos completamente naturales.

Leches vegetales contra las intolerancias alimentarias

Por ejemplo, hay algunas personas que no toleran las leches vegetales que están a la venta. En mi caso ninguna de estas leches me sientan bien. La solución ha sido preparar la leche en casa. No es nada difícil y vale la pena. Solo debemos hacer una primera inversión en la compra de una máquina de preparar leches vegetales. Las puedes encontrar en algunas tiendas de alimentación natural, también en internet. No te olvides de vigilar  la relación entre el precio y la calidad.

Con estas máquinas puedes preparar leche vegetal de las semillas que mejor te sienten. Por ejemplo, de almendras, de mijo, arroz, espelta, chufa… Cualquier semilla sirve.

Solo tenemos que añadir el agua y las semillas. La propia máquina se encarga de todo. En solo 20 minutos podemos tener casi 2 litros de leche sin aditivos que nos puedan sentar mal.

Estas leches vegetales son una gran alternativa a la leche de vaca que tantos problemas y enfermedades nos puede generar.

Los lácteos no son imprescindibles

No debemos pensar que si no incluimos leche de vaca en nuestra dieta tendremos un déficit de calcio. Todo lo contrario, eliminando los productos lácteos tendremos mejor salud y menos dolores.

Del calcio debemos preocuparnos de su pérdida no de su ingesta. Si tenemos una dieta variada que incluya semillas, algas, verduras y hacemos ejercicio, nuestro organismo estará sano y fuerte.

Enfermedades y dolencias como la fibromialgia, la migraña, el lupus, colon irritable, fatiga crónica, artrosis y osteoporosis mejoran sus terribles síntomas eliminando los lácteos de la dieta. Es muy importante incluir en nuestros desayunos y meriendas leches vegetales para ayudar a equilibrar nuestra dieta.

Qué notamos cuando una leche vegetal o cualquier alimento nos sienta mal

Si tienes alergia a ese alimento ya sabes que en unos pocos minutos o como mucho una hora te empiezas a encontrar mal. Tendrás dolor de cabeza, hinchazón de garganta e incluso vómitos.

Pero hay que diferenciar entre alergias e intolerancias alimentarias. Si lo que tenemos es una intolerancia los síntomas son diferentes

Puede que la intolerancia no se manifieste hasta pasados unos días o incluso una semana. Puedes empezar a notar cierto malestar al cabo de unas horas de haber ingerido el alimento. Aparecen síntomas como el mareo, el sudor frío o el dolor de estómago. En un principio no es nada fácil detectar una intolerancia a un alimento. Hay personas que toda su vida sufren, por ejemplo, migraña, sin saber que es una intolerancia lo que les está provocando el dolor.

Si cuando estás  siguiendo la terapia que te propongo en el libro, al cabo de unas semanas o incluso al cabo solo de unos días, empiezas a notar los síntomas antes descritos, debemos actuar rápido:

  • Primero ver en qué momento del día empieza el malestar; después del desayuno, comida, cena….
  • Cuando hemos diferenciado ese momento del día, debemos encontrar el alimento que lo provoca.
  • Veremos los alimentos nuevos incluidos en la dieta
  • Uno por uno iremos dejando cada alimento durante dos o tres días. De esta forma podremos distinguir el alimento en cuestión y suprimirlo de la dieta.

Esta es la forma más sencilla y barata de descubrir las  intolerancias alimentarias.

TAGS : alimentarias Intolerancias

Deja un comentario