La adición a lo dulce. ¿Cómo sustituir el azúcar y mejorar la salud?

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jun, 18, 2021 |

La adición a lo dulce. ¿Cómo sustituir el azúcar y mejorar la salud?

Es curioso, todos tenemos claro que debemos mantener una alimentación más sana, evitar los aditivos, los contaminantes y los pesticidas. Lo que no tenemos tan claro es un alimento mucho más tóxico que los anteriormente nombrados, y del que abusamos sin reprimirnos, EL AZÚCAR.

El mal llamado oro blanco

El azúcar refinado es el ingrediente esencial de las chucherías, bebidas refrescantes, la bollería, productos de pastelería, panes de molde, salsas preparadas, cereales de desayuno, en las conservas, embutidos…Muchas personas consumen grandes cantidades de azúcar sin ser conscientes de ello y con total desconocimiento de sus peligros.

No te pierdas nuestros libros de autoayuda, de venta en Amazon castellano /english edition

El azúcar y las deficiencias de vitaminas y minerales

El azúcar refinado ha perdido los nutrientes que acompañan a la sacarosa en la remolacha o la caña de azúcar, necesarios para poder metabolizarla.

Nuestro organismo se las tiene que ingeniar para extraer los nutrientes perdidos en el refinado, de otros alimentos, o de nuestros propios tejidos creando un déficit de vitaminas especialmente del grupo B, minerales, magnesio y de oligoelementos.

El azúcar descalcifica tus huesos

Tras la ingesta de una cantidad considerable de azúcar, perdemos calcio por la orina.

El azúcar al metabolizarse produce residuos ácidos y para poder neutralizarlos coge calcio de los huesos.

Los huesos se debilitan y con los años aparece la osteoporosis.

Infecciones de orina, cándidas y azúcar

Después de fiestas señaladas que todos celebramos con grandes comidas y sobre todo muchos dulces, las consultas ginecológicas se llenan de pacientes con infección de orina y otros síntomas.

Una dieta rica en azúcar favorece la infección por parte de levaduras, como la cándida albicans. Del mismo modo los glóbulos blancos ven disminuida su eficacia para deshacerse de las bacterias cuando ingerimos mucho azúcar.

La simple supresión del azúcar en la dieta consigue a menudo acabar con las infecciones repetitivas y crónicas de orina.

Pide cita en mi consulta, es por Skype sin problemas de horarios ni desplazamientos.

El azúcar y el aumento de grasa corporal

Nadie se imagina que al tomar azúcar o productos elaborados con azúcar, ingerimos muchos carbohidratos que en diversos formatos pequeños como las galletas o el chocolate introduce en el estómago enormes cantidades de materiales altamente calóricos, que si no son utilizados serán almacenados en forma de grasa corporal.

Pero no solo veremos aumentar la báscula, sin darnos cuenta el colesterol y otros lípidos de la sangre aumentarán haciéndonos candidatos a las enfermedades cardiovasculares.

Azúcar y los temibles cambios de humor

El azúcar refinado es absorbido muy rápidamente por el intestino delgado provocando una brusca hiperglucemia, que nos conduce a un periodo de excitación física y psíquica para después desembocar en una hipoglucemia que produce depresión mental, cansancio y unas ganas de consumir otra vez azúcar, creando una rueda interminable.

Cómo podemos sustituir el azúcar

Si después de leer todo lo expuesto te planteas abandonar tu adición por los dulces, has de tener en cuenta que durante los primeros días pueden aparecer síntomas como fatiga, irritabilidad, depresión, falta de fuerza y apatía, taquicardia y palpitaciones, insomnio.

Qué puedes comer para saciar esas ansias de dulce

Puedes recurrir a pequeñas cantidades de uvas pasas, orejones, fruta madura y aumentar la cantidad de cereales integrales en tu dieta.

No sustituyas el azúcar por melazas, siropes o miel, todos ellos tienen una alta concentración de glucosa de absorción rápida que te llevarán a una hiperglucemia seguida de una hipoglucemia de rebote.

Te recomiendo la estevia y que vayas poco a poco evitando endulzar el café y las infusiones.

 

Si necesitas entender qué es la fibromialgia y cómo controlar sus síntomas, este es tu libro.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

TAGS :

Deja un comentario