La importancia de la vitamina D

La vitamina D requiere de unas dosis justas y prudentes de exposición al sol

La vitamina D es clave para que el calcio se fije en el interior de nuestros huesos. Por supuesto, este calcio debemos obtenerlo de la dieta. Pero ten en cuenta que tiene que ser calcio que realmente sea el adecuado para conseguir una correcta absorción. En este sentido, hay que recalcar que el calcio de los lácteos no es el más eficaz para ello.

¿Sabes realmente cómo asegurarte la cantidad adecuada de calcio?

Muchas personas recurren a suplementos de calcio o sencillamente aumentan su ingesta de lácteos. Sin embargo, no es un buen camino para obtener el calcio que necesitamos. Incluso aunque logremos aumentar la cantidad de calcio ingerida en dieta, si este no es fijado a nuestros huesos, ese calcio no habrá servido de nada.

¿Por qué es tan importante la vitamina D?

La vitamina D es clave en la función de fijado del calcio, pero no solo es buena para los huesos. Y es que la vitamina D es muy beneficiosa para muchas otras cuestiones, como para evitar el estrés, el cáncer y la obesidad. Además, también previene la depresión, la hipertensión, la esclerosis múltiple y disminuye el riesgo de padecer demencia y alzheimer.

Por supuesto, debido a sus funciones óseas, es clave para evitar la osteoporosis.

Tener un nivel bajo de vitamina D se asocia al cáncer de mama, colon y próstata.

Los últimos estudios realizados nos indican que se comporta como una hormona clave para el buen mantenimiento de la salud.

En realidad es una pro hormona que se sintetiza a partir del colesterol.

Produce más de 200 péptidos antimicrobianos, entre ellos la catelicidina, un importante antibiótico natural.

Nos ayuda en la respuesta de nuestro organismo a enfermedades autoinmunes y ayuda a reducir posibles inflamaciones, como la enfermedad de Crohn.

Un artículo en la revista Science News cita un estudio de la Washington University School of Medicine en Saint Louis, indicando que los macrófagos, las células inmunes que normalmente combaten las enfermedades del corazón mediante la absorción de colesterol LDL, no pueden hacer su trabajo demasiado bien en los casos de deficiencia de vitamina D. En lugar de ayudar a prevenir enfermedades del corazón en estos pacientes, los macrófagos pueden contribuir realmente a que se produzcan.

Un adulto necesita entre 400-600 UI de vitamina D al día y parece que pocas personas cumplen con el requisito de esta cantidad.

 

vitamina D 2

Dieta que facilita la producción de vitamina D

Es obvio que nuestra dieta es clave para que nuestro cuerpo sintetice mejor esta importante vitamina. Debes incluir en tu dieta todos los días algún alimento rico en vitamina D:

  • Pescado azul, sardina, caballa, boquerón, salmón… todos aquellos que sean ricos en ácidos grados omega 3 y omega 6.
  • Huevos.
  • Setas.
  • Tofu.
  • Pescados enlatados en aceite de oliva.
  • Además, tomar el sol todos los días de 15 a 30 minutos es lo ideal para poder sintetizar la vitamina D.

Consejos para una mejor asimilación de la vitamina D

Su absorción mejora con una presencia correcta en nuestro cuerpo de las vitaminas A y C, el calcio y el fósforo.

Incluye en tu dieta un suplemento de citrato de magnesio, que ayuda a fijar el calcio en el hueso.

Hay que tener en cuenta que un exceso de sol en cambio frena la síntesis de vitamina D: cuanto más oscura es la piel, menos penetran los rayos del sol y menos vitamina D se sintetiza.

Tener el intestino saludable es muy importante para una correcta absorción de la vitamina D

Es importante resaltar que una falta de vitamina D durante la vida puede acarrear fracturas óseas en la edad adulta. Sobre todo a partir de los 50 años. También puede ocasionar un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama, colon y próstata.

Si quieres mejorar tu alimentación y la de tu familia tienes nuestros libros y una consulta dietética a tu disposición.

 

TAGS :

Deja un comentario