La nutriterapia te ayuda a dormir mejor

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Abr, 03, 2017 |
Dormir mejor gracias a la dieta está en tu mano

Dormir mejor está a tu alcance cuidando tu dieta. La clave de un buen descanso nocturno esta en tu despensa, elige bien tus alimentos y duerme a pierna suelta.

Dormir mejor es clave para nuestra salud

Algunas enfermedades, la fibromialgia entre ellas, impiden un descanso reparador y esto influye en la salud.

Durante el sueño se producen cambios hormonales que ayudan a que tu cerebro descanse y pueda funcionar de forma correcta durante el día.

Si ese sueño nocturno no es reparador, el organismo no dispone del tiempo necesario para regenerarse y de esa forma poder iniciar el día con energía.

No dormir lo suficiente incluso puede hacerte aumentar de peso. En las personas que duermen menos de 5 horas la obesidad aumenta en un 55% a consecuencia de una alteración del sistema neuroendocrino, que es el responsable del apetito. El nivel de leptina (hormona de la saciedad) disminuye y el de grelina (hormona del hambre) aumenta.

¿Qué alimentos nos pueden ayudar a dormir mejor?

Puedes combatir el cansancio con la dieta. Aunque cada organismo puede tener sus resortes peculiares, hay una serie de alimentos y nutrientes que funcionan de una manera idéntica en la gran mayoría de la población.

Alimentos a evitar a partir de las 18 h:

  • Los picantes.
  • Café y té con teina.
  • Alimentos con vitamina C.
  • Azúcar y grasas saturadas.
  • Cenar de forma copiosa y con mucha sal.
  • Incluso para algunas personas, un café consumido a primera hora del día puede ser la causa del desvelo, al igual que un abuso de alimentos ricos en vitamina C consumido en el desayuno o durante el día.

Los reguladores naturales del sueño

El organismo necesita ciertos aminoácidos y minerales para poder relajarse y dormir mejor.

  • Triptófano: es un aminoácido necesario para la síntesis de la serotonina y melatonina, hormonas del bienestar y precursora del sueño respectivamente.

Alimentos que contienen triptófano: lácteos, carnes blancas, pescado, huevos, frutos secos y plátanos. Cereales, mejor integrales y sin gluten.

  • Minerales: magnesio, potasio y calcio que actúan sobre los músculos y los relajan.

La falta de magnesio se asocia al insomnio.

Alimentos que lo contienen: frutos secos, aguacate, plátano, espinacas, acelgas y otras verduras de hoja verde, las legumbres.

  • En suplemento, el mejor es el citrato de magnesio.
  • Potasio: lo podemos encontrar en las verduras de hoja verde, en hortalizas como la zanahoria, remolacha, calabaza, en las frutas, legumbres, cereales integrales, patatas, frutas desecadas y frutos secos.
  • El calcio: lo encontramos en frutos secos, legumbres, verduras de hoja verde, sardinas, algas, sésamo, chía, semillas y, en menor cantidad y poco asimilable por el organismo, en los lácteos.
  • Vitamina B: favorece el descanso reparador, además participa en la metabolización del triptófano. Podemos encontrar vitamina B en la carne sobre todo pavo y pollo, cereales integrales, las legumbres, nueces, aguacate.

Dormir mejor es más sencillo con una buena dieta

Consejos prácticos

Hay muchos motivos que pueden provocar que tu sueño no sea reparador. El estrés también puede generar ese malestar.

Se ha demostrado que quienes toman un exceso de calorías duermen menos. Si sigues una dieta variada y ligera puedes tener un sueño más reparador.

Evita tomar carne por la noche. La mejor opción es pescado blanco y azul, hamburguesas vegetarianas y si es carne, mejor pavo o pollo.

Evita el picante por la noche. Las especias son saludables, pero como son estimulantes pueden alterar el sueño. Mejor prueba hierbas con propiedades carminativas como el hinojo, el orégano o la salvia.

Evita las legumbres en la cena: es preferible consumirlas durante el día. Son flatulentas por lo que su digestión es más lenta y dificulta el descanso.

Las sopas mejor a medio día. Son una opción muy saciante y saludable, pero por la noche favorecen la diuresis y te harán interrumpir el sueño.

Cenar una ensalada con tomate puede alterar tu sueño, la vitamina C es la responsable.

Si te acuestas a dormir y notas cómo tu cerebro sigue en marcha, sigue pensando y se mantiene alerta, aunque tú estés muerto de sueño, deja de tomar tanto café, té con teína y alimentos que contienen vitamina C. En unos días verás la diferencia.

Un vaso de leche vegetal caliente ayuda a conciliar el sueño en algunos casos, por ejemplo si has cenado pronto y notas ganas de comer.

No cenar no es aconsejable. Lo mejor es cenar verduras y algo de proteína.

Plantas que te ayudan a dormir:

Tila: su acción sedante calma los nervios y te ayuda a dormir.

Pasiflora: disminuye la ansiedad y favorece el sueño reparador.

Valeriana: reduce la tensión y relaja la musculatura.

Manzanilla con anís: Es sedante y digestiva, después de cenar es ideal.

 

TAGS :

Deja un comentario