Las grasas son sanas, no dejes de comer grasas, tu salud las necesita

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Oct, 16, 2017 |

Las grasas son sanas, ¿te sorprende esta afirmación?. Las grasas son esenciales para disfrutar de una buena salud.

Hay grasas que reducen el riesgo de sufrir cáncer, problemas de corazón, alergias, artritis, eczemas, depresión, fatiga, infecciones, síndrome premenstrual…. si eliminamos las grasas de nuestra dieta la lista de enfermedades puede aumentar. Cuando hablamos de grasas no estamos hablando de frituras ni grasas animales, hablamos de aceites grasos esenciales.

Las grasas tienen la mala fama de aumentar las enfermedades cardiovasculares y la obesidad, pero estudios recientes indican que algunas de ellas pueden beneficiarnos y ayudar a prevenir enfermedades.

Si has eliminado las grasas de tu dieta, te estás privando de nutrientes esenciales para tu salud. Algunas de estas grasas pueden prevenir el cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Si tienes los triglicéridos altos no des toda la culpa a las grasas. Comer todo a la plancha no es la solución al problema. Sustituye los hidratos de carbono simples por integrales y disminuye su ingesta, en unas semanas podrás comprobar como bajan y además bajas de peso, sin excluir de tu dieta las grasas beneficiosas.

No todas las grasas son iguales

Es importante saber qué grasas son las que favorecen la salud y cuáles predisponen al organismo a enfermar.

Las grasas tienen varias funciones; son una fuente de energía para las células y como componente de sus membranas, determinando su buen o mal funcionamiento.

El estado de la membrana celular es clave en su funcionamiento, para poder absorber los nutrientes que necesita para vivir y funcionar correctamente y para que pueda expulsar los residuos que genera en su funcionamiento y así mantener dicha membrana limpia y sana, evitando la enfermedad.

Las células necesitan oxígeno para vivir

Para que tus células estén sanas deben poder respirar y con ello evitaremos enfermedades como el cáncer, degenerativas…..Ellas obtienen la energía de la glucosa, la grasa y las proteínas que deben ser de buena calidad.

Las células cancerígenas necesitan glucosa para evolucionar

Estas células necesitan poco oxígeno y mucha glucosa para crecer y multiplicarse, está en nuestras manos evitar su crecimiento.

Para poder evitar que nuestras células enfermen debemos hacer ejercicio moderado, descansar de forma adecuada, tener la parte emocional en buen estado y sobre todo seguir una alimentación adecuada que nutra las células.

Qué grasas son buenas para frenar el ensuciamiento celular

Debemos aumentar la ingesta de omega-3

La familia de los omega-3 son grasas esenciales para mantener la composición de las membranas sanas. Ayudan a desinflamar los tejidos.

Semillas de chía y lino, pescado azul, soja, aceite de oliva, aceite de canola, aceite de cacahuetes.

Debemos reducir la ingesta de omega-6

El ácido omega-6 también es importante y tiene sus beneficios en nuestra salud, pero en cantidades adecuadas. Si tenemos un exceso de omega-6 en la dieta se traduce en inflamación y dolor de los tejidos.

Encontramos omega-6 en aceite de girasol, maiz, cacahuetes, aguacate..

Debemos mantener un equilibrio entre las grasas esenciales omega-3 y omega-6 en una proporción de 2-1.


 

No dejes de leer este libro

Una guía revolucionaria de la salud a través de un nuevo enfoque de la nutrición aplicada a la enfermedad.

“Debe usted aprender a convivir con el dolor”. ¿Hay algo más terrible que que tu médico te diga esto?

La fibromialgia y la fatiga crónica deben ser tratadas con un método multidisciplinar. Una dieta adecuada te ayudará a aliviar e incluso curar tu actual estado de salud.

Puedes comprar este libro en el formato:

Impreso

Ebook


La mejor dieta para prevenir el cáncer y enfermedades degenerativas

Bajo índice glucémico, consumir menos hidratos simples

Es importante para mantener una buena salud de nuestras células mantener un nivel de glucosa en sangre bajo. Se aconseja comer cantidades moderadas de cereales integrales, legumbres y verduras. Un abuso de hidratos de carbono es el responsable del sobre peso y en algunas ocasiones del colesterol elevado.

Grasas, las más adecuadas son

Semillas, frutos secos, aguacate, coco y aceites de primera presión en frío. Evita tomar aceite de maíz, girasol, muchas frituras y las grasas parcialmente hidrogenadas.

Necesitamos antioxidantes

Ciertos alimentos aportan compuestos vegetales con efectos antiinflamatorios y antioxidantes que previenen el cáncer y otras enfermedades degenerativas. Son importantes las bayas, el té verde, la cúrcuma, las coles….

Mejor evitamos los lácteos

La leche contiene factores de crecimiento insulínico(IGF-1) que promueven la división celular. Un reciente estudio de la Universidad de Oxford concluye que los hombres con niveles altos de IGF-1, tienen mucho más riesgo de sufrir cáncer de próstata. Abusar de la carne también eleva este indicador.

Evitar las carnes rojas

Mejor incluye carne blanca, tu organismo se siente agotado después de una comida copiosa y si además has ingerido carne roja se siente débil.

¿Quieres saber qué problemas y enfermedades te producen los lácteos?

Una dieta menos calórica mejora la salud

Una dieta moderada en calorías sin abusar de grasas saturadas, cereales, bollería, azúcar y cantidades de calorías vacías depura y refuerza las defensas del organismo frente a la enfermedad, incluidas el cáncer y las enfermedades degenerativas y crónicas.


Consultas y planes de nutrición 100% personalizados

Si necesitas realizar cambios en tu dieta y no sabes cómo hacerlo, pide cita en nuestra consulta personalizada.


Alimentación terapéutica

Volver a nuestras raíces, a la dieta de nuestros antepasados es clave para evitar enfermedades.

Los investigadores dirigen sus investigaciones al metabolismo del organismo, sobre todo al metabolismo de las células enfermas, a su necesidad de azúcar y al entorno ácido que necesitan y crean para reproducirse y mutar de células sanas a cancerígenas.

Una nueva estrategia para prevenir el cáncer

Una dieta donde se elimina los hidratos de carbono y el azúcar como fuente principal para proporcionar energía a las células, favoreciendo una dieta rica en grasas esenciales como estrategia preventiva y terapéutica.

Obtener la energía de las grasas es saludable. Los pueblos cazadores – recolectores- pescadores se alimentaban de lo que cazaban y pescaban. Los habitantes del círculo polar ártico que se alimentaban durante años de carnes y pescados muy grasos apenas conocían el cáncer ni las enfermedades cardiovasculares.

Pero recordemos que la dieta debe ser siempre equilibrada

Eliminar de nuestra dieta todos los hidratos de carbono no es adecuado, se puede producir una reacción cetogénica. Debe estar siempre dirigida por un profesional de la salud especializado en estas dietas.

Infórmate sobre la dieta cetogénica y su aportación en la prevención/tratamiento del cáncer.

 

Guardar

Guardar

TAGS :

Deja un comentario