Macrobiótica; la dieta que te cura y protege

 

La dieta macrobiótica es la dieta que te ayuda a mejorar a todos los niveles tu salud. Es curativa por excelencia, te aporta lo que tu organismo necesita en cada momento. Te ayuda a descubrir los alimentos que te benefician y te curan.

Es una dieta alta en fibra, baja en grasas saturadas, alta en vitaminas y minerales, rica en carbohidratos complejos.

La dieta más antigua y que más beneficios aporta

La macrobiótica es una alimentación milenaria. Trabaja a muchos niveles y siempre reforzando la salud. Es utilizada para subir la energía, para sanar enfermedades físicas, emocionales, para calmar un estado mental disperso.

Con la macrobiótica experimentamos una estabilidad emocional gracias a su aporte de nutrientes.

Podemos seguir esta forma de comer durante toda la vida o por periodos cortos para mejorar nuestra salud.

Esta dieta beneficia a cualquier persona, sobre todo puede beneficiarte en los casos en que tu organismo se encuentra enfermo y no sabes qué hacer para cambiar ese estado.

Fibromialgia, migraña, fatiga crónica, colesterol, colon irritable, dolores crónicos y colores articulares, todos se ven beneficiados al cambiar hábitos nutricionales.

Alimentos vivos que te aportan toda su vitalidad

Los alimentos integrales son los más adecuados para aportar a tu organismo la energía que precisa, sobre todo si se siente enfermo. Estos alimentos permanecen vivos hasta que los preparamos y después de cocinarlos siguen reteniendo esa energía vital.

La energía vital interacciona con nuestra energía y consigue que te sientas diferente, con ganas de disfrutar de la vida. La diferencia entre estos alimentos integrales y los alimentos procesados por la industria es que estos últimos se oxidan y, por consiguiente, pierden parte de sus propiedades.

 

Cómo empiezo una dieta macrobiótica

Si tienes necesidad, ganas de cambiar o simplemente quieres experimentar qué es una alimentación macrobiótica debes tener claro algunos conceptos y, si necesitas ayuda para personalizar la dieta, sabes que en comidasana.eu te asesoramos y preparamos la dieta que tú necesitas, adaptada a tu grupo sanguíneo, necesidades especiales (enfermedad, gasto calórico, deporte).

La clave de una dieta macrobiótica es saber combinar los diferentes alimentos para que te proporcionen la fuerza vital necesaria.

También es importante cocinar para varios días, esta forma de comer requiere un esfuerzo en su preparación y nuestra vida moderna y estresante a veces no nos lo permite.


ESCUCHA LA ENTREVISTA QUE PUEDE CAMBIAR TU ACTUAL ESTADO DE SALUD.

 


Qué alimentos te convienen

Cuando empieces una dieta macrobiótica busca cereales vivos y fáciles de preparar:

  • Arroz integral, avena, mijo, amaranto, teff, quinoa, tapioca.
  • Legumbres secas: lentejas, azukis, guisantes, porotos blancos, rojos, negros, soja.
  • Verduras; de hoja verde, de raíz, algas.
  • Fruta fresca; bayas, manzanas, peras, melones.
  • Tubérculos; yuca, boniato, calabazas.
  • Semillas; sésamo, chía, lino, calabaza, girasol.
  • Frutos secos; almendras, avellanas, anacardos,  nueces.
  • Productos fermentados; miso, shoyu, vinagres, yogur, quesos frescos, tempe, natto, encurtidos.
  • Carne de pollo o pavo biológicas
  • Pescados todos
  • Huevo biológico

Consultas y planes de nutrición 100% personalizados

Si necesitas ayuda para mejorar tu salud no dudes en contactar conmigo, te puedo ayudar. Por Skype.


¿Puedo comer proteína animal en macrobiótica?

Un macrobiótico puro no incluye en su dieta proteína animal. Pero, sobre todo para empezar a cambiar tu dieta, no es aconsejable evitar totalmente la proteína animal, puede que ni tu cuerpo ni tu mente estén preparados para ello.

Por eso mi consejo es ir haciendo el cambio poco a poco, sustituyendo las comidas proteicas por cereales y legumbres.

También puedes hacer una dieta macrobiótica que incluya algo de pescado, carne blanca de corral, tofu, huevo.

Debes adecuar tu dieta a tus necesidades, tu cuerpo te irá diciendo si la dieta que has creado es la adecuada o debes hacer cambios en ella.

No es lo mismo un grupo sanguíneo O puro, que es cazador y que su cuerpo le pide proteína animal, que un grupo A que si es puro su cuerpo le pide una dieta vegetariana o macrobiótica.

Si necesitas ayuda para cambiar tu dieta pide cita en mi consulta y juntos crearemos tu dieta ideal.

Sobre todo, piensa en lo importante que es para tu salud encontrar tu dieta adecuada. Podemos recuperar la salud, regenerar tu intestino, mejorar esos dolores articulares, controlar la migraña, resfriados repetitivos, infecciones urinarias.

Harina de arroz en la tienda Comida Sana

Te propongo un ejemplo de desayuno

El desayuno es la comida más importante del día, tu salud, vitalidad y peso depende del desayuno que decidas hacer cada día.

Un desayuno ideal es:

30g de quinoa, 20g de amaranto, 2 cucharaditas de chía, 1 cuchara de tapioca, 1 cucharadita de sésamo crudo.

Bebida vegetal, Stevia o azúcar de coco.

Mezclamos todos los ingredientes y los hervimos 15 minutos.

Todos estos cereales son sin gluten, son semillas, eso significa que están vivos y te aportan todos los nutrientes necesarios que van a interactuar con nuestra energía provocando un aumento de vitalidad.


Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

 

 

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook

 

 

 

 

 


 

TAGS :

Deja un comentario