Mi historia con la canción Paradise de coldplay

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 21, 2012 |

Hay canciones que nos remontan a momentos especiales, todos tenemos esa canción especial. Disfruta de cada momento y sobre todo vive en el presente, vivir en el pasado no es vivir, y vivir en el futuro tampoco.

Cuál es tú día mágico y tú canción especial.

Pronto hará una año y lo recuerdo como si fuera hace unos minutos. Era unos días antes de noche buena, mi hija Marta volvía en avión desde Amsterdam para pasar las fiestas en familia. Recuerdo ir en el coche junto a mi marido hacía el aeropuerto, nerviosa y emocionada por volver a abrazar a mi hija.

El 1 de septiembre Marta partía hacía Holanda para realizar un voluntariado Europeo y no estaba siendo nada fácil su estancia, la lejanía, el idioma…….

Cuando estábamos llegando al aeropuerto de Manises viendo las luces del mismo, eran las 18,30 de la tarde, de repente empezó a sonar Coldplay y su gran tema Paradise.

Viendo las luces del aeropuerto, los aviones despegando y la ilusión del momento, realmente fue mágico y las lágrimas me resbalaban por la cara sin poder pararlas.

Por supuesto que había escuchado la canción antes, pero era el contexto del momento el que era mágico, las voces, las luces……..

Cuando llegamos al aeropuerto mi corazón latía mucho más rápido de lo que debería pero el momento mágico seguía y no lo podía parar.

La espera fue eterna pero valió la pena, ver la cara de Marta buscando nuestra mirada y por fin encontrarla fue uno de esos momentos en los que piensas, vale la pena ser padres¡¡¡¡

Su abrazo fue tremendo, fuerte y con toda la desesperación del momento, las maletas cayeron al suelo sin ningún miramiento, adiós a los regalos¡¡¡

Palabras, besos, abrazos y miradas, ya estas aquí¡¡¡¡¡ sí, que ganas tenía de volver.

Las primeras separaciones nunca son fáciles para nadie.

Todos sabemos que hay un tiempo de duelo para el que se va y el que se queda, aunque sea sólo a vivir lejos de tu hogar, todo tiene un periodo de adaptación y hay personas que no lo consiguen.

Después en el coche ella nos miraba como no creyendo que estaba en casa otra vez.

La llegada a casa fue emocionante, entrar en casa de su abuela, habíamos comentado con el resto de la familia que Marta no volvía a casa hasta tres días después, nadie esperaba su llegada esa noche.

El abrazo de la abuela tanto tiempo esperado, la cara de su hermana que ni de lejos esperaba encontrarse con ella en el comedor, una mentira piadosa que origino un revuelo maravilloso antes de navidad.

Ha pasado un año y aún recuerdo ese día como uno de los más especiales. Y cada vez que escucho Paradise de Coldplay siento las lágrimas aflorar en mis ojos, me encanta.

Y ahora, dentro de un mes volveremos a buscar a Marta al aeropuerto, pero esta vez viene de Londres, donde ha encontrado trabajo, el trabajo que aquí en España no habría podido encontrar.

Y supongo que volveré a escuchar a coldplay y su Paradise en el coche y volveré a sentir esa emoción de volver a abrazar a mi hija después de 4 meses sin poder hacerlo.

TAGS : MARTA

Deja un comentario