Para qué sirven las vitaminas ante la enfermedad.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | May, 29, 2012 |

La importancia de las vitaminas en nuestra dieta.

Las vitaminas tienen unas funciones muy importantes en nuestro cuerpo.

Son las encargadas de la protección de los diversos sistemas del organismo; Protegen y reestructuran el sistema nervioso, regeneran la piel, favorecen la formación de los huesos, nos ayudan en la coagulación de la sangre, refuerzan el sistema inmunitario.

Algunas de estás vitaminas se forman en nuestro propio organismo, pero otras deben ser incorporadas mediante la ingesta de alimentos.

Las vitaminas son indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Os presento las diferentes vitaminas y sus funciones en el organismo.

frutas011-300x199Vitamina A – Retinol

Es un alcohol primario que deriva del caroteno. Afecta la formación y mantenimiento de membranas, de la piel, dientes, huesos, visión, y de funciones reproductivas. Nos protege de las infecciones.

El cuerpo puede obtener vitamina A: fabricándola a base de caroteno(encontrado en vegetales como: zanahoria, naranjas, tomates, albaricoque, acelgas, brécol, calabaza, espinacas y col).

Podemos encontrarla en vísceras, pescado y lácteos. En el germen de trigo y centeno.

Vitamina B – Betacaroteno

Favorecen el crecimiento, ayudan en el funcionamiento del sistema nervioso y en la actividad del cerebro.

Las puedes encontrar en: verduras cómo guisantes y judías, levadura de cerveza, cereales integrales, nueces, carne, avena harina de soja integral, legumbres, almendras y castañas.

Este grupo de vitaminas se reconoce porque son sustancias frágiles solubles al agua. La mayoría de las vitaminas del grupo B son importantes para metabolizar hidratos de carbono.

Vitamina B1 – Tiamina

Sustancia incolora. Actúa como catalizador de los hidratos de carbono. Lo que hace en este proceso es metabolizar el ácido pirúvico, haciendo que el hidrato de carbono libere su energía. LA tiamina regula también algunas funciones en el sistema nervioso. La tiamina se encuentra, pero en cantidades bajas, en los riñones, hígado y corazón.

 Vitamina B2 – Riboflavina

La riboflavina actúa como enzima. Se combina con proteínas para formar enzimas que participan en el metabolismo de hidratos de carbono, grasas y especialmente en el metabolismo de las proteínas que participan en el transporte de oxígeno. También mantiene las membranas mucosas.

Vitamina B3 – Niacina

Se conoce también con el nombre de vitamina PP. Funciona como coenzyma que permite liberar energía de los nutrientes. Esta vitamina afecta directamente el sistema nervioso y el estado de ánimo, por lo que se han utilizado sobredosis experimentales en esquizofrénicos(aunque no se ha demostrado eficacia). Una sobredosis es capaz también de reducir los niveles de colesterol. Pero prolongada sobredosis son perjudiciales para el hígado.

Vitamina B5 – Acido pantoténico

Constituye una enzima clave en el metabolismo basal. Favorece el crecimiento del cabello. Es fabricado por bacterias intestinales, y se encuentra en muchos alimentos.

Vitamina B6 – Piridoxina

La Peridoxina es necesaria en la absorción y en el metabolismo de aminoácidos. Actúa también en el consumo de grasas del cuerpo y en la producción de glóbulos rojos. La Piridoxina es proporcional a las proteínas consumidas en el cuerpo.

Vitamina B8 – Biotina

Participa en la formación de ácidos grasos y en la liberación de los hidratos de carbono. Es coenzyma del metabolismo de glúcidos y lípidos. Es sintetizada por bacterias intestinales y se encuentra en muchos alimentos.

Vitamina B9 – Acido fólico

Coenzyma necesaria para la formación de proteína estructurales y hemoglobina. Se usa para el tratamiento de la anemia y la psilosis. A diferencia de otras vitaminas también hidrosolubles, la folacina se almacena en el hígado.

La podemos encontrar en espinacas, brócoli, endibias, patatas, tomates, frutas, levadura de cerveza y germen de trigo.

Vitamina B12 – Cianocobalamina

Es necesaria(pero en pequeñas cantidades) para la formación de nucleoproteínas, proteína, y glóbulos rojos. La falta de esta vitamina se debe a la incapacidad del estómago para procesar glicoproteínas(factor necesario para absorber la vitamina B12). Esta vitamina se obtiene sólo del hígado, riñones, carne, etc. por lo que a los vegetarianos se les aconseja tomar suplementos vitamínicos B12.

La espirulina es el alga que más vitamina B12 nos puede proporcionar. Es con diferencias la mejor opción para el tratamiento de la anemia.

Vitamina C – Acido ascórbico

Esta vitamina es importante en la formación de colágeno. Colágeno es una proteína que sostiene muchas estructuras corporales y tiene un papel muy importante en la formación de huesos y dientes; además de favorecer la absorción de hierro. La ausencia de Ácido ascórbico puede derivar en escorbuto. Esta enfermedad consiste en la caída de dientes, debilitamiento de huesos, y aparición de hemorragias; síntomas que se deben a la ausencia de colágeno.

Todavía no está completamente probado que la vitamina C ayuda a prevenir resfríos; pero sí está probado que, aunque el exceso se elimina rápidamente por la orina, el excesivo consumo puede provocar cálculos a los riñones y la vejiga.

Podemos encontrar vitamina C en: patatas, naranjas, limón, perejil, berros, pimiento y en todas las verduras y frutas de color naranja.

Vitamina D – Calciferol

Tiene una importante función en la formación y mantención de huesos y diente. Imprescindible para proteger el sistema circulatorio. Se puede obtener de alimentos como huevo, hígado, atún, leche; cereales integrales, verduras de color verde, o puede ser fabricado por el cuerpo cuando tomamos el sol..

Vitamina E – Alfatocoferol

La vitamina E posee la función de ayudar a la formación de glóbulos rojos, músculos, y otros tejidos. Previene de la oxidación de la vitamina A y las grasas.

Vitamina K – Fitomenadiona

Es necesaria para la coagulación de la sangre. Podemos encontrarla en las verduras, el yogur, la yema de huevo. Donde más abunda es en la col, fermentada, germen de trigo, escaramujo, espinacas, coliflor, lechuga, soja, zanahorias, guisantes.

TAGS : Alimentación para aumentar las defensas alimentos vitaminas tipos de vitaminas

Deja un comentario