Pizza de quinoa sin gluten ni lácteos

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jun, 15, 2017 |
pizza de quinoa

Hoy vamos a preparar una pizza muy especial. Se trata de una pizza de quinoa que será sin gluten y sin harinas, puede ser sin lácteos si decides utilizar los nuevos quesos veganos que encuentras en tu súper mercado.

Vamos a utilizar semillas de quinoa. Como probablemente ya sabes, la quinoa es un pseudo cereal sin gluten con grandes propiedades. Además, nos aporta vitaminas C, E, B1, B2, B3, E ácido fólico y minerales como el magnesio, calcio, hierro y potasio. Es por estos motivos por los que la quinoa se ha convertido en un alimento de moda y en una semilla cada vez más fácil de encontrar.

Otra ventaja de esta pizza de quinoa es que apenas engorda.

Ingredientes para hacer la masa de pizza de quinoa

  • 100 gr de quinoa pesada en seco. Remojar durante 3 horas o toda la noche en agua.
  • 30ml de agua.
  • Especias al gusto.
  • Sal del Himalaya.
  • Aceite de coco sin sabor a coco.

Preparación de la masa

La pizza de quinoa tiene como principal diferencia a la hora de elaborarla, que las semillas de quinoa necesitan un proceso previo. Por este motivo, lo primero es lavar la quinoa para limpiar impurezas. De esta forma también eliminamos las saponinas que impiden su correcta absorción y podremos aprovechar todas las ventajas de la quinoa. La dejamos que germine durante 3 horas o mejor durante toda la noche, así se asimila mejor.

Ya tenemos la quinoa hidratada, ahora la pondremos en el vaso de la batidora junto al agua mineral, la sal y las especias.

Elaboración de la masa

Tritura hasta conseguir una textura uniforme, que apenas se diferencien las bolitas de quinoa. Es importante tener un poco de paciencia en este paso ya que si no consigues la textura adecuada, el resultado final no será el adecuado.

Ahora es el momento de darle forma a tu pizza. Es una masa muy líquida por lo que no vas a poder manipularla con las manos.

 

La pizza de quinoa requiere una elaboración más cuidadosa de su masa

 

Coloca papel vegetal sobre la base que vamos a utilizar, mejor con bordes altos para que no se derrame la masa.

“Pinta” ligeramente el papel con un poco de aceite de coco.

Añade la masa y reparte de forma uniforme intentando que quede lo más fina posible y sin huecos.

Hornea la pizza en el horno durante unos 8-10 minutos, precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo. El tiempo es orientativo, lo mejor es ir comprobando. El momento clave es cuando la masa se puede separar con facilidad del papel.

Con la masa lista, saca la bandeja del horno, espera un par de minutos para no quemarte y con ayuda de un plato, dale la vuelta a la pizza, de forma que la parte que estaba en contacto con el papel quede arriba.

Ahora es el momento de añadir los ingredientes y personalizar nuestra pizza de quinoa.

 

Ingredientes para la pizza

  • Queso para pizza sin lactosa o queso para pizza vegano.
  • Tomates para preparar la salsa de tomate.
  • Sal del Himalaya.
  • Especias al gusto.
  • Aceite de coco sin sabor.
  • Atún bajo en sal, fiambre de pavo, carne picada de pavo, jamón serrano en tiras…  Aquí debes elegir los ingredientes que tú decidas para la pizza y según lo que notes que te sienta mejor.
  • También puede ser de champiñones, rúcula, alcachofas…

Comienza con el queso, en este caso queso parmesano rallado. Recuerda que es importante añadir primero el queso de forma que se cree una capa que proteja la base de los ingredientes húmedos.

Continúa con la salsa de tomate casera: tomate natural, sal, orégano, albahaca, todo en aceite de coco y todo cocido a fuego lento).

Salpimenta y hornea unos 10-15 minutos.

Saca la pizza del horno y añade los ingredientes que van en frío: rúcula, jamón ibérico de cebo y unas finas láminas de parmesano.

Así tendrás una forma diferente de preparar pizza y, además, con un sabor muy especial. Disfruta de ella y comparte con tus amigos.

 

TAGS :

Deja un comentario