Prevención de la osteoporosis desde niños y con hábitos de comida saludables.

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jun, 14, 2012 |

¿Cómo puede ser que este aumentando la osteoporosis sobre todo en jóvenes, si ingerimos grandes cantidades de lácteos en nuestra dieta?

Estamos en la era de los lácteos. Leche, yogur, queso, mantequilla, nata, helados… Nuestros hijos están sobre alimentados sobre todo con leche, yogur y helados.

Los medios de comunicación, sobre todo tv, nos bombardean con anuncios sobre la importancia de los lácteos en nuestra dieta para prevenir la osteoporosis. Nos hacen sentir culpables si sufrimos osteoporosis, nos amenazan con la enfermedad si no ingerimos lácteos a mansalva.

leche_azucarPersonajes famosos, muy influyentes en todos nosotros, nos animan a consumir yogur cada día.

Curiosamente acabo de oír la noticia de que la osteoporosis ha aumentado en un 40% los últimos años.

En los años 40 no había tanta osteoporosis.

Pero lo más alarmante es que esta aumentando en personas jóvenes.

¿Cómo puede estar aumentando de forma considerable la osteoporosis en está época si consumimos kilos de lácteos?

La explicación es fácil;

La osteoporosis es un problema de pérdida, no de carencia.

Debemos preguntarnos lo siguiente: ¿Porqué perdemos calcio o porqué no lo asimilamos?.

Lo importante del calcio es su pérdida, debemos evitarla.

Es un mito la creencia de que para tener unos huesos fuertes y duros debemos consumir gran cantidad de calcio, a ser posible de leche animal.

En algunos casos, la deficiencia de calcio puede ser la causa de la osteoporosis, pero realmente no puede ser la causa principal o única. Si esto fuera verdad en los países desarrollados no debería existir la osteoporosis, somos grandes consumidores de lácteos, por lo tanto en teoría grandes consumidores de calcio.

La pérdida de calcio está mucho más ligada al exceso de proteínas. No nos alimentamos de lo que ingerimos, nos alimentamos de lo que nuestro cuerpo es capaz de asimilar.

Del calcio que ingerimos solo aprovechamos un 10 o 20%.

¿Porqué los mayores consumidores de leche son lo que más descalcificación sufren?

El calcio no solo interviene en la función de construcción y mantenimiento de los huesos y dientes, interviene en diversas funciones metabólicas.

La relación relación calcio/fósforo debe ser de dos partes de calcio por una de fósforo, pero en la leche de vaca esto no ocurre, y favorece el mal funcionamiento de nuestros órganos, en especial los riñones.

Además, la leche de vaca tiene un alto contenido en proteínas, 34g por litro y esto provoca acidez en la sangre.

Para poder contrarrestar esta acidez nuestro organismo extrae el calcio que necesita de los alimentos, pero si no es suficiente lo extrae de los huesos dejando descalcificado el organismo.

Hace lo mismo con el magnesio, afectando a los músculos, aparecen contracturas.

Cuanto más lácteos consumimos, más acidez sufrimos y más calcio necesitara nuestro organismo para neutralizar esa acidez. Nuestros huesos se verán afectados y cada vez serán más frágiles.

La leche de vaca resulta difícil de digerir para el ser humano. La caseína, principal proteína de la leche, dificulta la absorción del calcio. La leche de vaca esta pensada para que un ternero crezca de forma rápida, no esta pensada para el ser humano.

La caseína de la leche de vaca se adhiere al intestino impidiendo la absorción de nutrientes como el calcio o el hierro, apareciendo anemias, fatiga crónica y dolores musculares.

El consumo de lácteos agota las reservas de calcio de nuestro organismo.

Un exceso de tóxicos y toxinas descalcifican el organismo.

El consumo de lácteos se relaciona con numerosos trastornos y enfermedades:

  • Trastornos digestivos, dolores abdominales, úlcera gastroduodenal, hemorragias intestinales, estreñimiento, colon irritable.
  • Anemia por la dificultad que produce la caseína en la absorción del hierro.
  • Trastornos respiratorios por el aumento de mucosidad que provoca la caseína, infecciones de garganta, oídos, nariz, bronquitis, asma, sinusitis.
  • Trastornos coronarios, las grasas de la leche son grasas saturadas y contribuyen al aumento del colesterol y triglicéridos.
  • Diabetes, provocada por una reacción alérgica inmunitaria en las células del páncreas, encargadas de segregar insulina.
  • Aumento de peso.
  • Alergias por las proteínas de la leche, sobre todo la caseína.
  • Enfermedades autoinmunes y cáncer, derivado por el gran esfuerzo que tiene que hacer nuestro organismo para neutralizar las proteínas de la leche.

Alimentos que nos aportan calcio asimilable por nuestro organismo:

Espinacas, semillas, cacao, pescado, cereales integrales, sésamo, almendras, pipas de girasol, higos secos, té de tres años, algas marinas, polen, brócoli, levadura de cerveza,.

¿Podemos prevenir la osteoporosis?

La osteoporosis podemos prevenirla pero debemos hacerlo desde la infancia, educando a nuestros hijos en una correcta alimentación.

  • Evitando los lácteos
  • Evitando el azúcar refinado sobre todo.
  • Haciendo ejercicio
  • Tomando el sol, de forma moderada para obtener vitamina D.
  • Comiendo verduras, legumbres, frutas, cereales integrales, carnes blancas, pescados, huevos, leches vegetales…. en definitiva siguiendo una dieta mediterránea.

En definitiva, para prevenir la osteoporosis debemos moderar el consumo de proteínas animales, eliminar de la dieta los lácteos y el azúcar.

Desde nuestra web te ofrecemos consejos, dietas, libros, cuadernos y todo nuestro apoyo para conseguir una buena salud.

TAGS : Artrosis y Osteoporosis

Deja un comentario