Prevenir la depresión y la tristeza es posible

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Ene, 16, 2017 |
La depresión y la tristeza pueden combatirse con la dieta

¿Te encuentras ahora más cansado, triste, sin ganas de hacer cosas? No le des más vueltas, revisemos tu dieta para ver si te faltan alimentos que aportan energía. A veces la depresión y la tristeza son la respuesta emocional a carencias nutritivas.

Una vez descartado que puedas sufrir alguna enfermedad o carencia psicológica que pueda provocar ese estado de ánimo, debemos comprobar si hay enfermedades físicas que pueden alterar nuestro bienestar.

Vamos a ver algunas de las patologías físicas que con frecuencia afectan más a nuestro estado de ánimo y son causas de la depresión y la tristeza.

Anemia

Se trata de una falta de hierro que dificulta la llegada del oxígeno a los músculos y que produce cansancio. También provoca que notemos el rostro pálido, el pelo quebradizo y las uñas débiles. Además nos causa dolor de cabeza debilitante.

Hipotiroidismo

La tiroides fabrica hormonas que regulan el metabolismo para poder obtener la energía de los alimentos. Si además de cansancio tienes un aumento de peso sin motivo, somnolencia, piel seca y fría o hinchazón en los párpados, es posible que sufras hipotiroidismo.

Apneas

Consisten en dejar de respirar unos segundos mientras duermes y provoca breves despertares que no te dejan descansar ni tener un sueño reparador.

Fatiga crónica

Se caracteriza por una fatiga intensa, física y mental. Por más que intentes descansar no remite. Hay debilidad en las piernas, dolores musculares, articulares y en algunos casos unas décimas de fiebre.

Descartada alguna de estas enfermedades podemos pensar que sufres un síndrome que se produce en primavera y otoño. Se trata de la astenia y se caracteriza por falta de energía así como la aparición de cuadros de depresión y la tristeza de los afectados. Los médicos lo consideran un trastorno temporal, pero que nos resta calidad de vida.

Veamos qué alimentos nos pueden ayudar a superarlo.

Alimentos contra la depresión y la tristeza

El triptófano

Es el nutriente esencial que nos va a ayudar a superar este bajón. Pero también hay otros aliados clave que debemos incluir en la dieta. Nos ayudarán a ganar energía y hacer frente a esta astenia.

El triptófano es un aminoácido esencial que fabrica serotonina. Esta a su vez se convierte en melatonina para ayudarnos a dormir bien. Se obtiene a través de la alimentación. Lo puedes encontrar en huevos, lácteos, pescado, carnes, legumbres, frutos secos, piña, plátano, aguacate.

El hierro

La falta de este mineral nos provoca cansancio, mareos y falta de concentración. Los alimentos que contienen más hierro son, los mariscos, las algas, las carnes, el pescado y las legumbres.

Vitaminas del grupo B,

Sobre todo la B6, que es necesaria para que el triptófano se trasforme en serotonina. Su carencia provoca astenia, nerviosismo, mareos y vértigo. La encuentras en el germen de trigo, el pescado azul, los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales y la levadura de cerveza.

frutos secosVitaminas A,C y E

Nos aportan antioxidantes cuya ausencia provoca estrés oxidativo. A su vez, el estrés nos ocasiona una astenia continuada. Lo encuentras en frutas y hortalizas.

Ácidos Omega 3 y Omega 6

Estas grasas son esenciales para el buen funcionamiento del cerebro. Son claves para la buena salud de nuestras neuronas, para que el sistema nervioso funcione bien. También para las articulaciones y para muchas de las funciones de los órganos del cuerpo. Las encuentras en el pescado azul, las semillas de chía y de lino y en los aceites de girasol y de maíz.

Hidratos de carbono

Nos producen la glucosa que es el combustible del cerebro, no el azúcar. Para lograr la cantidad adecuada es necesaria la ingesta de hidratos de carbono complejos.  Estos los encontramos en el arroz integral, y la pasta integral. Los hidratos de carbono simples los encontramos en frutas, verduras y hortalizas.

Los hidratos de carbono complejos nos aportan energía de forma gradual y ayudan a mantener la glucosa durante todo el día. Al contrario que los simples como el azúcar que nos produce una subida rápida y una bajada brusca, provocando mareos, nauseas, vértigo, nerviosismo y malestar.

Con los cambios de estación se disparan las ventas de sustancias como vitaminas, ginseng, jalea real… Pero la verdadera noticia es que con una dieta adecuada y unos hábitos saludables y más sanos se puede evitar la astenia primaveral u otoñal sin recurrir a sustancias suplementarias.

Prepara ya a tu organismo y cuando llegue el buen tiempo tendrás los niveles de energía a tope.

Desde ComidaSana te asesoramos sobre la importancia de la dieta en la prevención de la salud.

Te atendemos desde nuestra consulta on-line para que te sea mucho más fácil, sin desplazamientos ni problemas.

 

TAGS :

Deja un comentario