Qué es el Rejuvelac y para qué sirve

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 13, 2017 |

El Rejuvelac es una bebida fermentada preparada con cereales. Siguiendo nuestra filosofía vamos a preparar rejuvelac con cereales sin gluten.

El rejuvelac es un agua enzimática muy fácil de preparar en casa. tremendamente benéfica para la digestión y la salud. Se obtiene del remojo de semillas germinadas, lo cual estimula un enriquecedor proceso fermentativo. Aporta un nivel muy alto de enzimas y bacterias benignas, necesarias para tener un colón saludable. Es rica en proteínas, carbohidratos, dextrinas, fosfatos, lactobacilos, vitaminas B, C y E.

Qué preparamos y en qué nos favorece esta bebida

Pues sobre todo es la base de quesos veganos y yogures veganos. Nos ayuda a regenerar el intestino, su flora intestinal se verá mejorada.

Cómo queda esa bebida tan sana

El agua enzimática debe quedar turbia, ambarina, de sabor ligeramente ácido y algo carbonatado, con reminiscencias gustativas a levaduras y con algo de espuma en superficie. El exceso de fermentación la convierte en una bebida agria. La deficiencia en cambio puede darle sabor amargo.

Cuánto tiempo nos dura en la nevera

Se puede conservar varios días en la nevera (una semana), aunque por su sencillez, conviene hacer rejuvelac periódicamente. Se utiliza como bebida refrescante y vitalizante, sola o combinada; con kéfir de agua. También tiene importantes usos culinarios; se puede utilizar en la preparación de licuados y como ingrediente en el queso de semillas o la sopa energética.


Receta para preparar yogur Raw

La importancia de los probióticos en nuestra salud

Receta de copos de teff y semillas de sésamo


Ingredientes para litro

50 g de granos de quinoa, mijo, lentejas cualquiera de estas semillas nos sirve

1 frasco grande de cristal

Agua

1 goma elástica o hilo

1 trozo de rejilla o tela

Harina de teff sin gluten en nuestra tienda Comida Sana

Preparación

Germina el grano hasta que le salga un poco el brote. El proceso es el siguiente: coloca los granos en el frasco y remójalos con agua 8 horas. Tapa la boca con la rejilla y sujétala con la goma.

Escurre el agua y deja el frasco inclinado boca abajo, ladeado dos días. En ese tiempo, remójalos unas dos veces. Verás que los granos germinan muy poco.

Enjuágalos, llena el frasco con el doble de agua y déjalos en remojo durante 24 horas. En este tiempo, los granos germinados fermentarán el agua.

Cuela el agua y guárdala en una botella de cristal en el frigorífico. Puedes repetir la fermentación dos veces con los mismos granos, pero solo durante 12 h.

TAGS :

Deja un comentario