¿Qué es la fibromialgia?

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 15, 2016 |
cara-en-la-oscuridad

Si acabas de ser diagnosticado con fibromialgia, has venido al sitio idóneo para entender la enfermedad y además poner en práctica una serie de consejos que te ayudarán a controlar los síntomas tan dolorosos.

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica también conocida como enfermedad invisible: no puede detectarse mediante ninguna radiografía o análisis.

Los pacientes que la sufren no presentan ninguna alteración visible a pesar de los muchos síntomas que padecen: dolor crónico en distintas partes del cuerpo que lleva a la inmovilidad; contracturas musculares en las extremidades, espalda, cuello, cervicales; debilidad ósea (a menudo padecen hernias discales y problemas reumáticos); cansancio generalizado; alteraciones del sueño; insomnio; síndrome de colon irritable; vértigos, sensación de hormigueo en las extremidades, dificultades en la memoria y concentración. La única prueba diagnostica objetiva de la fibromialgia pasa por la presión de 18 puntos en el cuerpo que resultan anormalmente dolorosos al ser apretados.

Síntomas de la Fibromialgia

Además del dolor y agotamiento, hay una cantidad de síntomas relacionados con la fibromialgia:

  • Anquilosamiento.
  • Incremento de dolores de cabeza y cara.
  • Trastornos del sueño.
  • Trastornos cognitivos (variedad de síntomas que cambian cada día).
  • Malestar abdominal.
  • Problemas genitourinarios.
  • Candidiasis.
  • Parestesia (entumecimiento y hormigueo en manos  y pies).
  • Puntos miofasciales hipersensibles.
  • Síntomas de dolor en tórax.
  • Desequilibrio.
  • Síndrome de las piernas inquietas.
  • Síntomas alérgicos.
  • Problemas de piel.
  • Depresión y ansiedad.

¿Por qué aparece la Fibromialgia?

Los problemas de algunas enfermedades autoinmunes, como la fibromialgia y otras enfermedades reumáticas y el problema del metabolismo deficiente en el hígado se origina en las paredes del intestino. Estas  paredes son permeables para permitir el paso de los nutrientes a la sangre. La barrera intestinal no es perfecta y es fácil que se “cuelen” algunos intrusos, lo que no supone un problema para la mayor parte de los individuos.

Los verdaderos problemas comienzan cuando las paredes intestinales se inflaman y se hacen hiperpermeables. Es decir, las personas que por razones genéticas tengan la pared intestinal más fina de lo normal o que por diversas causas se les inflamen las paredes intestinales con el proceso de asimilación, pues además de los nutrientes atraviesan la pared intestinal sustancias de deshecho y tóxicos alimenticios. Estos llegan hasta el hígado y los riñones para su eliminación, pero al ser desbordados aparece en acción el sistema inmunitario que los considera enemigos y les declara la guerra.

Esto supone un desgaste vitamínico para el cuerpo y se producen sustancias tóxicas que pueden acumularse en diversas partes del cuerpo, produciendo lesiones a distintos niveles (óseos, musculares, neuromusculares) y apareciendo las terribles contracturas que tanto dolor producen.

Convivir con la Fibromialgia Sin SufrimientoCómo se controla la Fibromialgia.

En casos de fibromialgia la medicina actual prescribe analgésicos, relajantes musculares y antidepresivos.

Otras medicinas alternativas actúan con diferentes remedios como son la acupuntura, la fisioterapia o la psicología.

Pero todos estos remedios actúan una vez que se ha manifestado la problemática.

Nosotros vamos a intentar atajar el problema desde la base, por medio de una alimentación que limpie el organismo, refuerce los intestinos y aumente nuestras defensas.

Sólo así podremos empezar a curarnos.

La fibromialgia es una intoxicación severa del organismo. La alimentación saludable es la base de la curación. Pero aprender a manejar la parte emocional de un estado de enfermedad es clave también. Poder caminar, reír y vivir es la forma de cambiar a un estado donde el organismo pueda empezar a controlar la enfermedad.

Cambiar hábitos de vida tóxicos es la clave.

En esta web tienes las herramientas adecuadas para empezar ese cambio de hábitos. Conseguirlo radica en la fuerza de voluntad del propio paciente y del apoyo de sus familiares y amigos.

Como en todas las enfermedades, el apoyo de las personas que conviven con el paciente es el pilar más importante, a la hora de la compra de los alimentos adecuados, el apoyo moral en los momentos duros, cuando el dolor es insoportable o animándole a salir simplemente a tomar el sol.

Si tienes dudas escríbenos: te ayudaremos y apoyaremos durante el tratamiento.

Libros.

Consulta personalizada.

Dietas, menús.

TAGS :

Deja un comentario