¿Qué ingerimos cuándo tomamos refrescos y bebidas azucaradas?

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Mar, 17, 2015 |
efectos negativos bebidas con azúcar

En las sociedades modernas el consumo abusivo de bebidas refrescantes es un grave problema, son bebidas con gas, casi todas muy azucaradas y con cafeína, estos ingredientes son causa de sobrepeso, obesidad, diabetes, ansiedad, problemas de memoria, inquietud, trastornos cardiovasculares, grave descalcificación ósea, problemas musculares, entre otros.

Nos acidifican el organismo y ayudan en la aparición de numerosas patologías. Hay muchos jóvenes y no tan jóvenes que consumen más de dos litros al día de estas bebidas, desconociendo el peligro en la salud que conlleva. En el año 1942 el Consejo de Alimentación y nutrición de la American Medical Association advirtió  de los peligros del consumo de refrescos: “Desde un punto de vista sanitario es conveniente ante todo restringir el uso del azúcar que hay en las bebidas gaseosas endulzadas y otras formas de dulces de bajo valor nutricional”. El Consejo entiende de interés para la salud pública la adopción de todas las medidas prácticas necesarias para limitar el consumo de azúcar en cualquier forma que no sea combinada con proporciones significativas de otros alimentos de alta calidad nutritiva.

Los ingredientes de estas bebidas son: Agua, Anhídrido carbónico, Edulcorantes, Cafeína y Ácido fosfórico, y desde luego, no se consideran Alimentos de alta calidad nutritiva. La Doctora Pilar Martín Vaquero, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario La Paz de Madrid y actualmente Directora Médica de la Clínica d-médical (Centro especializado en diabetes) nos alerta de que muchos jóvenes consumen más de 2 litros de estos productos al día y advierte  del aumento de enfermedades como la diabetes y problemas de ansiedad.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, decidió mejorar la salud de sus ciudadanos y parar el aumento de la obesidad infantil prohibiendo la venta de recipientes de medio litro de bebidas gaseosas. Bloomberg haría las siguientes declaraciones frente  a una demanda de la Asociación Americana de bebidas  y de otros grupos empresariales que están evidentemente en contra de la medida: “Si queremos ser serios en la lucha contra la obesidad, debemos ser honestos respecto a sus causas. Mientras otros se cruzan de brazos, en Nueva York estamos haciendo algo al respecto. Sería irresponsable no hacer lo que esté a nuestro alcance para salvar vidas”.

Las bebidas azucaradas matan más personas que cualquier otra causa después del tabaco y resta calidad de vida a millones de personas que se ven afectadas por distintas enfermedades y ven mermada su calidad de vida.

Un exceso de azúcar aumenta la acidificación del organismo, aumenta el nivel de insulina y ello produce sobrepeso, obesidad, sobretodo en niños, diabetes, hipertensión, problemas articulares, enfermedades autoinmunes como fibromialgias, fatiga crónica, migraña, cáncer, colon irritable, cándidas…Pero también debemos tener en cuenta otro componente de estas bebidas: la cafeína, se trata de una de las sustancias estimulantes más poderosa y adictiva, se encuentra dentro de las sustancias del grupo de los alcaloides xánticos junto a la nicotina, la teína y la cocaína. La mayoría de los refrescos de cola la contienen en grandes cantidades. Los terribles efectos de la cafeína pueden ser:

  • Nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Hipertensión.
  • Latido irregular del corazón.
  • Exceso de colesterol en sangre.
  • Cáncer.
  • Inhibe la absorción de algunos minerales y los receptores de vitamina D.
  • Es diurética y puede reducir la concentración de las vitaminas C y B.

Pero por desgracia estas bebidas son toleradas por nuestra sociedad sin ningún tipo de escrúpulo y se le da a los niños de forma indiscriminada. Una lata de refresco de cola light tiene 42 miligramos de cafeína, incluso tiene 7 más que una  refresco no light.
Después nos sorprendemos porque nuestros hijos son hiperactivos o que después de una comida o cena tomando estos refrescos nos cueste conciliar el sueño. Además se están relacionando la ingesta de estas bebidas con el aumento de alergias alimentarias y otras enfermedades llamadas auto-inmunes. Estamos a las puertas de una epidemia de enfermedades metabólicas; es evidente y así lo ha reconocido ya la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Obviamente las bebidas refrescantes no son la única razón, pero contribuyen decisivamente a ello, afirma la doctora Pilar Martín Vaquero.  Los padres debemos inculcar a nuestros hijos valores nutricionales más sencillos y evitar la comida basura, los refrescos azucarados y el sedentarismo, estas son las principales causas del aumento de la obesidad y las enfermedades modernas.

TAGS : azúcar efectos negativos peligro refrescos

Deja un comentario