Taller de fibromialgia, 8 semanas, tu vida es diferente

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Dic, 07, 2018 |

Frase de la semana

 

“Haz las paces con el pasado, vive el presente y deja sitio al futuro”.

Hemos llegado al final del trayecto, sé que no ha sido nada fácil, pero hemos llegado.

Vamos a revisar punto por punto los síntomas con que empezamos la terapia y ver cómo siguen.

Han pasado 8 semanas desde que tomaste la decisión de mejorar tu salud y aprender a comer como tu cuerpo te pide. Hemos revisado tu dieta, ajustado los suplementos, reconocido intolerancias y ahora vamos viendo como las contracturas, migraña, problemas intestinales mejoran y desaparecen. Todo ello lo hemos conseguido juntos, y sobre todo lo hemos hablado en nuestras sesiones en la consulta.

¿Cómo te encuentras pasados dos meses desde el cambio de alimentación?

  • Me encuentro mejor.
  • Tengo menos dolor.
  • El intestino está más relajado.
  • No tengo gases intestinales.
  • La migraña casi ha desaparecido, sólo aparece en casos puntuales.
  • Sigo con dolores, pero son más soportables.

 

  • Veo por fin luz al final del túnel.
  • Sigo teniendo dolor, esperaba encontrarme mejor.
  • No me gusta la comida, tengo que aprender a confeccionar mis propios menús.
  • Duermo bastante bien, pero quisiera dormir mejor.
  • El estómago aun me duele a veces.

No te pierdas nuestros libros de autoayuda, castellano /english edition

 

Como habrás podido comprobar tal cómo yo te decía al principio del taller , debes tener paciencia, el mundo no se hizo en tres días y limpiar el organismo lleva tiempo.

Pero creo que vale la pena intentarlo.

Una persona que ha sufrido durante años dolor en su cuerpo por culpa de una intoxicación relacionada con la alimentación, puede tardar hasta un año en limpiar su organismo.

Durante ese periodo de tiempo puede tener recaídas y volver a sentir mucho dolor.

Pero eso es normal y lo trae la misma limpieza.

La limpieza, por ejemplo, de los lácteos puede tardar hasta un año, durante ese tiempo podemos seguir teniendo mucosidad, diarreas……

Ahora empieza lo más importante:

Debes seguir comiendo igual que estos dos meses, no tires la toalla nunca.

También es importante que seas tú la que decida tu menú diario. Cada persona, cada familia y en cada país tenemos costumbres y preferencias, es importante que tu dieta se adapte lo más parecido a lo que antes preparabas para comer cada día, respetando siempre las nuevas normas adquiridas y que han conseguido mejorar tu salud.

Consultas y planes de nutrición 100% personalizados

Si necesitas ayuda para mejorar tu salud no dudes en contactar conmigo, te puedo ayudar. Por Skype.

¿Has aprendido a reconocer las crisis curativas?

Es muy importante que aprendas a reconocer las crisis que pueden aparecer durante el cambio de hábitos. Son trasformaciones muy importantes que se producen en tu organismo.

Las sustancias toxicas deben salir de tu organismo desde donde estaban depositadas hacia la sangre para poder ser eliminadas por los riñones, intestinos, la piel….

Si tu cuerpo consigue hacer una crisis curativa te puedo asegurar que será capaz de curarse.

Las crisis curativas nos pueden asustar mucho, pero son el comienzo de la sanación.

Recuerdo cuando mi hija Marta empezó el cambio de alimentación, la crisis de curación y limpieza fue terrible.

Durante siete días los dolores se multiplicaron por cien, el dolor de cabeza apenas lo podía resistir.

No podía caminar de tanto dolor en las piernas y pies.

Pero fuimos fuertes y conseguimos llegar a la meta.

A partir del séptimo día Marta empezó a respirar, pudo ir al baño, la migraña empezó a bajar su intensidad, los dolores eran menos fuertes.

Lo habíamos logrado, habíamos pasado la primera crisis curativa.

Llegarían otras y te aseguro que llegaron, pero las pudimos superar con éxito.

Malestar, dolor, intolerancia, alergia

Debes aprender a reconocer y diferenciar malestar y dolor por que un alimento no te ha sentado bien, a darte cuenta de que ese alimento te produce intolerancia o alergia. La alergia puede derivar en un brote anafiláctico y ser muy grave.

Si el alimento o una comida te sienta mal puedes tener dolor de estómago de leve a moderado, diarrea y malestar general.

Pero si un alimento te produce intolerancia puedes notar los siguientes síntomas:

Calor, sofocos.

Dolor de cabeza muy fuerte.

Mareos.

Vómitos.

Desorientación.

Recuerdo el caso de una joven que sin más ni menos y después de haber comido más veces mijo creo una intolerancia muy grave a este cereal.

La primera vez fue terrible pues de repente empezó a tener un fuerte dolor de cabeza, mareos y perdida de coordinación. Como es normal en un principio no supo a qué achacar la reacción hasta que el día siguiente volvió a comer mijo y fue consciente de que era ese cereal el causante de los tremendos síntomas.

La solución a las intolerancias es

Eliminar el alimento desencadenante de la intolerancia y tomar un antiinflamatorio rápidamente para paliar los síntomas.

Debes entender que el mantenimiento de tu salud, dependerá de que seas capaz de llevar una alimentación sana, eliminando los tóxicos que maltratan tu organismo.

Por desgracia la medicina convencional nos anima a comer y beber de todo y después paliar el malestar tomando un analgésico o antiácido.

Por este motivo actualmente las enfermedades crónicas son una plaga y lo serán más si no entendemos realmente cómo debemos tratar nuestro cuerpo.

Ahora que te encuentras mejor no te relajes y vuelvas a caer

 

Es muy importante recordar que una vez hemos conseguido nuestro objetivo, recuperar la salud, no volvamos a caer en el error de retornar a la mala alimentación, los síntomas volverán otra vez de forma virulenta.

La salud depende de uno mismo, de la capacidad de adquirir unos hábitos de vida sanos para poder eliminar tóxicos; Xumari Alfaro Doctor, en Iridología, Naturopatía y Acupuntura.

En conclusión:

Aprende a distinguir las crisis curativas, es muy importante reconocer cuándo un alimento te provoca dolor, malestar general, un brote.

Aprende a distinguir los alimentos que te provocan intolerancia, son los responsables de muchos de tus dolores.

No te relajes y caigas de nuevo volviendo a comer como antes del tratamiento, te hará recaer de forma rápida.

La mejor forma de seguir con una dieta sana que te ayude a sentirte sano y sin dolores es la que tú adecues a tus gustos y necesidades, que no sea una dieta, que sea una forma de comer gratificante y sin esfuerzo.

 

ESCUCHA LA ENTREVISTA QUE PUEDE CAMBIAR TU ACTUAL ESTADO DE SALUD.


Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook

 

 

 


 

 

TAGS :

Deja un comentario