Taller de fibromialgia, vamos notando cambios

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Nov, 05, 2018 |

 

Taller de fibromialgia, vamos notando cambios. han pasado tres semanas, eso es el mínimo que necesitamos para poder ver cambios importantes. Sobre todo para ir conociendo los alimentos que nos pueden enfermar. También en estas semanas hemos aprendido a ir a la compra, es muy importante esta parte en el tratamiento.

Frase de la semana

 

“Todo está relacionado con la importancia que le des a los problemas”.

 

Saca tu bloc y analicemos cómo ha transcurrido la semana

¿Cómo te encuentras?

  • Mejor.
  • Peor.

Tienes menos síntomas como:

  • El intestino ha mejorado mucho, apenas tiene gases.
  • La migraña a desaparecido.
  • El estómago funciona mejor, no tienes ardor.
  • Puedes dormir mejor por la noche.

 

Puede que todos estos cambios descritos aun no hayan ocurrido, o solo algunos de ellos y te sientes desmoralizado porqué pensabas qué todo iría más rápido.

Debes tener paciencia, después de todo has tenido paciencia   durante los años que has estado enfermo probando la medicación sin notar mejoría alguna.

Cuando una persona siente dolor lo único que desea es que ese dolor pare, pero tal cómo vengo explicando debemos buscar el origen del dolor.

¿De dónde puede venir ese dolor?

Muchas veces el dolor de unas contracturas está provocado por uno o varios alimentos.

Vamos a ver qué hacer para reconocer ese alimento que nos está provocando esas contracturas.

Te presento un ejemplo:

Tienes contracturas en la espalda, sobre todo en el cuello, hombros incluso el dolor puede bajar hasta el codo o la mano.

Pero lo más curioso es que las contracturas han aparecido de repente.

Piensa, ¿has incluido en tu dieta diaria un alimento nuevo?

Seguimos con el caso de Ana, así es más fácil de entender la evolución del tratamiento.

Ana había conseguido mitigar los síntomas de la fibromialgia tras meses de seguir la terapia de cambio de alimentación. Estaba muy contenta por haber mejorado tanto.

Pero un día sin previo aviso aparecieron unas terribles contracturas en la parte alta de la espalda, le dolía el cuello, omóplatos, nuca, pero lo peor era por la noche en la cama, el dolor era terrible.

Ana no encontraba explicación, pero siguió mis consejos revisando qué alimentos había incluido en su dieta últimamente.

Empezó eliminando el yogur de soja, durante 5 días no tomo yogur, pero las contracturas seguían doliendo.
Elimino la leche vegetal, pero seguía igual.

Entonces decidió eliminar un alimento que le parecía imposible fuera el causante del dolor. Desde hacía unas cuatro semanas consumía almendras naturales, o eso decía el envase, sin freír ni sal, sólo almendras.

Tuvo que esperar más de una semana para comprobar que eran las almendras naturales las causantes del dolor.

Esas almendras contenían algún componente que, aun en una mínima concentración, a Ana le provoca intolerancia.

Pide cita en mi consulta, es por Skype sin problemas de horarios ni desplazamientos.

Saber escuchar a nuestro cuerpo es la clave

Este ejemplo nos enseña que cualquier alimento por natural que pueda ser, puede llegar a ser el causante de nuestra enfermedad.

Pero a veces puede ser que no sea un alimento el que nos produce el dolor, un dentífrico, una crema facial, el desodorante, el champú, cualquier cosa puede producirte una intolerancia y provocar dolor.

En mi caso el aloe vera me produce dolor de cabeza intenso, tanto en infusión como en crema o directamente de la planta. Me pasa lo mismo con la canela.

Hasta ahora nunca habías prestado atención a las señales que tu cuerpo te iba enviando, esos dolores de cabeza, diarreas/estreñimiento, inflamación intestinal, problemas para dormir y descansar por la noche. Ahora tienes que aprender a escuchar sus quejas, solo así podrás crear la dieta perfecta que tu cuerpo necesita y así poder alejar posibles enfermedades.


ESCUCHA LA ENTREVISTA QUE PUEDE CAMBIAR TU ACTUAL ESTADO DE SALUD.


Vigila siempre lo que comes, sin obsesionarte

Cuando aparece una contractura debemos revisar nuestra dieta, apuntar en un bloc los alimentos nuevos incorporados a la dieta en las últimas semanas e ir eliminando poco a poco cada alimento hasta encontrar el causante de la inflamación.

O, incluso si seguimos el tratamiento y no vemos los resultamos esperados, debemos revisar la dieta para ver qué alimentos seguimos consumiendo desde antes del cambio, puede ser el aceite, el agua, bebidas, infusiones, cualquier alimento es susceptible de provocar dolor e inflamación.

Seguro que hemos conseguido mejorar en estas semanas el intestino. Los incómodos gases ya han pasado a la historia. Pero de no ser así debemos revisar la dieta.

Recomiendo en casos muy severos de colon irritable con gases intestinales, diarrea/estreñimiento severo, eliminar totalmente el gluten de la dieta.

También tener en cuenta  si habiendo sustituido la leche animal, gluten y algunos alimentos que inflaman el intestino, seguimos con problemas,debemos revisar si es una posible intolerancia o sensibilidad a la fructosa y ver qué alimentos pueden estar provocando esos gases.

Sufrir inflamación intestinal con muchos gases provoca ansiedad, nervios, incluso problemas personales a consecuencia del malestar y los ruidos intestinales que nos hacen estar incómodos con otras personas.

Cuando el intestino mejore podremos volver a intentar incluir estos alimentos y según notemos el intestino seguir comiéndolos o eliminarlos de la dieta.

Si sigues sufriendo migraña o mucho dolor de cabeza elimina el gluten.

Nos vemos la semana que viene. Apunta en tu bloc los cambios que vas notando.


Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

 

 

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook

 

 

 

 

 


 

TAGS :

Deja un comentario