Te enseñamos a elaborar tus propios yogures vegetales con ingredientes naturales y del sabor que más os gusta

Receta de yogur preparado con bebida vegetal

Te enseñamos a elaborar tus propios yogures vegetales con ingredientes naturales y del sabor que más os gusta.

Por qué una receta casera

Te preguntaras por qué con lo fácil que es ir al supermercado y comprar los yogures tenemos que elaborarlos en casa.

Muy fácil la respuesta;

Los yogures son elaborados con leche animal o bebida vegetal. Podemos elegir entre desnatados, sin lactosa, con y sin azúcar, de soja, almendras, coco y alguno más.

Pero el problema llega cuando tenemos necesidades especiales, por ejemplo, intolerancia a la caseína de la leche, no existen en el mercado libres de lactosa y de caseína.

En ese caso recurrimos a los yogures de leches vegetales, el problema llega cuando entre sus ingredientes se encuentra fructosa, soja, patata, azúcar y otros ingredientes que no podemos consumir. Por eso hoy te enseño a preparar tus propios yogures.

Los yogures de origen animal constituyen un alimento muy consumido en el día a día en todo el mundo, nos encantan y suelen acompañar meriendas y postres tanto de niños como adultos. El problema llega al ser consumidos de forma habitual, ayudan en la formación de acumulaciones de grasas, aumento de peso, infecciones graves y pérdida de masa ósea, agravando en muchos casos la salud creando inflamación y debilidad orgánica. Pueden inflamar la mucosa intestinal provocando gases, diarrea/ estreñimiento y agravando el colon irritable.

Voy a enseñarte la receta que yo misma he podido probar y que me ha resultado más deliciosa y fácil de hacer.

Vayamos por partes

Utensilios que necesitamos

Yogurtera, yo la tengo de 7 vasos de cristal, cada uno puede contener 150ml, con tapa incluida para guardar en el frigorífico. La he encontrado por 25€.

1 cazo de litro para calentar.


Recetas sin gluten, lácteos, huevo. Recetas que te sientan bien.

No dejes de leer estos  libros

Una guía revolucionaria de la salud a través de un nuevo enfoque de la nutrición aplicada a la enfermedad.

“Debe usted aprender a convivir con el dolor”. ¿Hay algo más terrible que que tu médico te diga esto?

La fibromialgia y la fatiga crónica deben ser tratadas con un método multidisciplinar. Una dieta adecuada te ayudará a aliviar tu actual estado de salud

Puedes adquirir nuestros libros en formato Impreso Ebook


Con qué fermentamos el yogur

Podemos utilizar fermento elaborado a partir de bacterias puras (lo compramos en la tienda naturista). Son los llamados fermentos Génesis, elaborados a partir de bacterias puras al 100%, libres de aditivos, de modificaciones genéticas y con una alta actividad biológica probada. De este modo conseguimos yogures o kéfir con una gran riqueza y variedad de bacterias. Generalmente usaremos 1 sobre de 1 gr de fermento para fermentar de 1 a 5 litros de leche. Con el yogur obtenido podemos resembrar, es decir, utilizar 4 o 5 cucharadas de un yogur como el fermento para hacer un nuevo litro de yogur.

Yogur vegano comprado: escogeremos el más natural posible. Es decir, que no contenga aditivos y que sea fresco. Usaremos entre 2 cucharadas soperas y 1/4 de taza por litro de leche vegetal.


Pide cita en mi consulta, es por Skype sin problemas de horarios ni desplazamientos.


Con qué espesamos el yogur

Los yogures vegetales generalmente quedan con una consistencia más líquida de lo deseado.  Hay diferentes ingredientes que podemos añadir para espesar el yogur. Yo he utilizado los que se disuelven en caliente. Yo he utilizado un día harina de arroz y otro día almidón de tapioca.

Espesantes que se añaden en caliente

Almidón de tapioca: 2-3,5 cucharadas soperas por litro, disolver en un poco de leche vegetal o agua en frío y espesa calentando la leche removiendo durante unos minutos.

Arrurruz: utilizar entre 2 y 3,5 cucharadas soperas por litro, disolver en un poco de leche vegetal o agua en frío y espesa calentando la leche removiendo durante unos minutos.

Garrofín:  utilizar entre 1/4  y 1/2  cucharadita de café por litro.  Añadir espolvoreando y removiendo enérgicamente en caliente.

Harina de arroz:  utilizar entre 1 y 1,5 cucharada soperas por litro.  Disolver en un poco de leche vegetal o agua en frío y espesar calentando la leche removiendo durante unos minutos.

Agar-agar: utilizar entre 1/2  y  3/4 de cucharadita de café por litro de leche vegetal. Espolvorear en caliente mientras calentamos la leche. Hervir a fuego suave durante unos 3-5 minutos.


 

ESCUCHA LA ENTREVISTA QUE PUEDE CAMBIAR TU ACTUAL ESTADO DE SALUD.


Ingredientes para el yogur

1 litro de leche vegetal, en mi caso he utilizado varias opciones, almendras y anacardos (un brick).

El espesante elegido.

El fermento elegido.

Preparación

Calentar la bebida vegetal: calentamos la leche poco a poco a unos 60-70ºC, no debe llegar a hervir.

Añadir el espesante: sigue los consejos anteriores, según el elegido.

Antes de añadir el fermento: Dejamos enfriar la leche  a unos 38ºC cuando vamos a usar fermentos que contienen bifidus.

Añadir el fermento: separar un poco de leche y en un recipiente que no sea metálico.  Añadir los fermentos o yogur vegano fresco, lo más natural posible. Mezclar bien con una cuchara de madera.

Fermentación: fermentar el yogur a unos 38-45ºC, dependerá del tipo de fermento (leer temperatura adecuada en la ficha técnica de cada fermento) entre 6 y 12 horas. El tiempo de fermentación dependerá del grado de acidez deseado y del fermento utilizado, es cuestión de probar y adquirir el punto preferido. El hecho de fermentar de forma controlada en la yogurtera, es la mejor opción.

Enfriado: para que el yogur adquiera cuerpo, se asiente y esté en su punto. Recomendamos un periodo de reposo en el frigorífico, una vez fermentado, de entre 8 y 12 horas.

Toppings: una vez ya listo podemos triturarlo con frutas, endulzarlo con fruta seca o con Stevia, azúcar de coco, canela, compota…

 

Rejuvelac

Yogures veganos fermentados con rejuvelac

Podemos elaborar yogures utilizando el rejuvelac como fermento. Se trata de fermentar el yogur a través de la acción probiótica del agua enzimática pero debemos tener en cuenta dos puntos:

En este caso el yogur lo realizaremos en frío. Partiremos de una leche vegetal casera elaborada en parte con el agua enzimática o rejuvelac.

Los ingredientes base que hemos visto que funcionan mejor con este método son las semillas y los frutos secos.


Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

 

 

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook

 

 

 

 

 


 

TAGS :

Deja un comentario