Tratar el colon irritable cambiando la dieta: Mi experiencia personal

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | May, 01, 2017 |
tratar el colon irritable es una necesidad frecuente y poco atendida

No es fácil llevar una vida cómoda cuando sufres colon irritable. Hoy día, tratar el colon irritable es una necesidad para millones de personas que son ignoradas cuando reciben este diagnóstico.

La vida se complica sobre todo en los casos más graves, cuando a ese colon le afectan la dieta y las emociones.

Quedar con amigos, ir a clase, salir de vacaciones…

Mi experiencia personal con el colon irritable

Desde siempre guardo en mi memoria el haber pasado malos ratos a consecuencia de mis intestinos. En clase, en una reunión, en los viajes familiares.

Los inconvenientes de sufrir colon irritable se notan a cualquier hora del día: gases, diarrea incontenible, dolores y cólicos.

¿Has notado todos estos síntomas, los sigues notando?

Te cuento mi experiencia. Sobre todo te cuento cómo he conseguido controlar esos síntomas y dejar de sufrir. Y hago esto porque a la hora de querer tratar el colon irritable no hay mucha información veraz.

Para empezar voy a desmentir algo muy interesante, no es “normal notar gases intestinales horrorosos todos los días”. Algunos gases vale, pero lo que sienten millones de personas cada día no.

Otro dato muy importante: El intestino es nuestro segundo cerebro. Por él entra la salud o la enfermedad, la ansiedad o la tranquilidad, el peso ideal o el sobrepeso. Intestino sano significa organismo feliz y libre de enfermedades.

Mi historia es seguramente como la tuya

Tener problemas para levantarme del baño a consecuencia de tanta diarrea, pero por el contrario tener días que ir al baño era imposible, notando como los gases se acumulan y el dolor de cabeza aparece.

Un día, durante mis estudios de auxiliar de clínica, me fui dando cuenta de que no había elegido bien mis estudios. A mí me gustaba la ciencia aplicada a la vida, aprender y sobre todo descubrir por qué tenemos dolor de cabeza, dolor de espalda, gases intestinales, dolores articulares…

Realmente esas preguntas eran consecuencia de mis propios dolores e intentar tapar esos síntomas no me parecía la mejor forma.

Un curso de Dietética y Nutrición me enseñó un universo diferente y me dio explicaciones a muchas preguntas. Así es como decidí aplicar mis estudios y mi experiencia a mi propia salud

Tratar el colon irritable probando alimentos

Primero empecé eliminando los lácteos. Fue un momento muy importante en mi vida. La leche y sus derivados han sido siempre muy importantes para mí. Sobre todo he de confesar que me encanta el queso y un vaso de leche caliente es un manjar, o lo era.

Empecé a notar menos gases; era bueno, traumático al principio por dejar los lácteos, pero bueno. Busqué sustitutos de la leche.

Sustitutos de la leche

Empecé tomando bebida de soja; después de arroz y ahora finalmente bebida de almendras sin azúcar.

No debe preocuparte la falta de calcio en tu dieta. Hay muchos alimentos que lo contienen y que se asimilan mejor que el calcio de los lácteos.

Alimentos ricos en calcio:

  • Sésamo.
  • Almendras.
  • Verduras de hoja verde.
  • Semillas de chía….

Seguimos con mis cambios en la dieta para mejorar mi colon irritable.

Unos años después, estudiando un curso de medicina Ortomolecular, pude entender la importancia de eliminar el gluten de mi dieta.

Otro reto a conseguir: eliminar el gluten significa sustituir la harina de trigo o de espelta que es la que estaba utilizando en ese momento.

Buscando en Internet pude encontrar harina de arroz integral. Con ella puedo preparar pan, galletas, bizcochos, salsas… todo lo que se te ocurra.

tratar el colon irritable también ayuda a bajar de peso

Clases de harinas sin gluten:

  • Arroz.
  • Mijo.
  • Quinoa.
  • Maíz.
  • Amaranto.
  • Trigo sarraceno…

Todos ellos los encuentras también en formatos de semillas, copos y en espaguetis, macarrones y pasta para sopas.

La cosa fue mejorando. Mi intestino ya no sufría esos dolorosos gases ni cólicos, pero aún así no estaba contenta del todo.

Pero además durante este tiempo tuve otras sorpresas. Mis dolores de cabeza, estomacales y los dolores articulares han pasado a la historia, han ido desapareciendo.

Eliminar la fructosa para tratar el colon irritable

Van pasando los años y un día leo datos sobre la fructosa. ¿Qué es la fructosa y por qué me puede estar afectando a nivel intestinal?

La fructosa es el azúcar de la fruta. Algunas personas no metabolizan esa fructosa a nivel intestinal y la pared intestinal se ve afectada, se inflama y además puede dañarse.

Como consecuencia podemos notar gases, diarrea/estreñimiento severos, dolores, nerviosismo y ganas de comer cosas dulces y grasas saturadas o comida basura.

Le doy vueltas a esa explicación y decido dejar de comer durante dos semanas alimentos que contengan mucha fructosa. Hace años que no pruebo algunos de esos alimentos y estoy muy sana.

Qué alimentos contienen fructosa:

Pues sobre todo la fruta, elimino toda la fruta, algunas hortalizas como las zanahorias, el pepino, las alcachofas, el maíz, la sacarosa, el maltitol y el sorbitol que podía estar escondido en algunas galletas y panes sin gluten.

Para mi sorpresa los gases desaparecen por completo.

Me preocupa la vitamina C. Este es un nutriente muy importante y necesario para el organismo. ¿Y si al eliminar las frutas entro en déficit de vitamina C?

Para evitarlo incluyo en mi dieta un suplemento de ascorbato de calcio, pues es un formato de vitamina C no ácido que sienta muy bien al estómago.

Otro síntoma que desaparece a raíz de eliminar la fructosa son las infecciones urinarias. Sobre todo las cándidas y con ello desaparecen los pocos dolores articulares que podían aparecer de vez en cuando.

Sigo probando

Como puedes ver, tratar el colon irritable mediante la dieta puede ser un proceso muy largo. Por eso yo quiero ayudarte a que para ti sea más sencillo compartiendo mi experiencia. A día de hoy sigo probando y comprobando alimentos para conocer mejor cómo reacciona mi organismo. Actualmente estoy realizando un pequeño experimento para ver reforzado mi intestino.

He eliminado con gran esfuerzo las levaduras que estaba consumiendo en el pan de harina de arroz, levadura madre con el que sube la masa del pan.

Desde hace dos meses no consumo pan en mi dieta. He podido ver mejorado mucho más mi intestino y visto cómo baja la aguja de la báscula.

Al tratar el colon irritable, durante estos años he perdido casi 10 kilos. A mis 50 años puedo asegurar que me siento mucho más sana que a los 30. Puedo hacer ejercicio a diario, duermo fenomenal, no tengo contracturas en la espalda, ni dolores articulares.

Sobre todo noto cómo va sanando totalmente mi intestino. Es una sensación de bienestar increíble, no tenía ni idea de que mi organismo pudiera sentir esas sensaciones tan buenas, paz, noto felicidad.

También he podido notar en este viaje de 13 años cómo mi forma de ver la vida ha ido cambiando. Esa ansiedad se ha transformado en tranquilidad, incluso frente a momentos en la vida en que podía haber perdido los nervios, cuando un hijo sufre una enfermedad grave. No es nada fácil saber sobrellevar esa enfermedad. He aprendido a ver que en la vida todo pasa por algo y que las soluciones van llegando.

Sigue mis consejos si sufres colon irritable o alguna enfermedad autoinmune.

 

Guardar

TAGS :

Deja un comentario