Un exceso de fósforo en el organismo puede causar obesidad e incrementar diversas enfermedades

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | May, 02, 2019 |

Recientes investigaciones han revelado que el ser humano ingiere una gran cantidad de fósforo en la dieta sin saberlo con gran perjuicio en la salud.

Este fósforo altera el metabolismo de las grasas promoviendo obesidad.

Qué cantidad es recomendable para mantener una buena salud

Para un buen funcionamiento del organismo necesitamos 700mg diarios de fósforo. La mayoría de personas ingiere entre 2000 y 3000mg al día. ¿cómo podemos ingerir tal barbaridad? Por el abuso de fosfatos, sales del ácido fosfórico, que se agregan a muchos de los alimentos que ingerimos a diario.

En 1 litro de cola hay 700mg de fosfatos.

Carnes, lácteos, bebidas de cola, con gas, agua embotellada, vino, cereales de desayuno, quesos, mantequilla, pescado, moluscos, crustáceos, carne procesada, embutidos, salsas, frutos secos procesados, productos de confitería, alimentos dietéticos, chicles y la lista sigue.

Se calcula que entre el 40 y el 70% de los alimentos más consumidos y el 85% de comidas procesadas contienen estos fosfatos, son agregados como aditivos.

Efectos colaterales del consumo excesivo de fosfatos en el organismo

Como hemos visto los fosfatos son añadidos a nuestros alimentos como aditivos, se autoriza su incorporación en nuestra dieta valorando su posible impacto en la salud si su consumo es mínimo. El problema es que al encontrarse en tantos alimentos que son consumidos a diario estamos introduciendo en nuestro cuerpo muchos de ellos a la vez y en cantidades exageradas.

Pide cita en nuestra consulta y cambia tu vida

 

Puede provocar daños importantes en los riñones:

Son los encargados de controlar en el organismo el nivel de fosfatos y un mal funcionamiento de los mismos, hace que se acumule un elevado nivel de fósforo en sangre, hiperfosfatemia, parámetro que hoy se utiliza como factor predictivo de mortalidad en la enfermedad renal crónica. Además, debemos tener en cuenta que la alta concentración de fósforo en sangre puede dañar gravemente los riñones.

Los fosfatos dañan el corazón: Muchos enfermos del corazón tienen un exceso de fósforo en sangre. Este exceso lleva al aparato circulatorio a la calcificación de las válvulas cardíacas, rigidez ventricular izquierda y a estenosis carotidea.

Los fosfatos promueven el cáncer: Diferentes estudios, entre ellos el realizado por el equipo del Doctor W. Wulaningsih de la División de estudios del Cáncer del King’s College de Londres, la relación entre la ingesta de fósforo inorgánico y la aparición de distintos tipos de cáncer, piel, páncreas, pulmón, tiroides y huesos.

Los fosfatos pueden causar obesidad: Un grupo de investigadores del Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas ha publicado un estudio donde manifiestan que un alto contenido en la dieta de fosfatos en ratones provoca una intolerancia al ejercicio y alteran el metabolismo de la grasa. También existen estudios en humanos que demuestran que cuanto más fósforo hay en sangre menor es la capacidad para hacer ejercicio, al inducir un fenotipo parecido al envejecimiento.

Cómo podemos encontrar los fosfatos en las etiquetas de los alimentos envasados

E338- ácido fosfórico.

E339- fosfato de sodio.

E340- fosfato de potasio.

E341- fosfato de calcio.

E343- fosfato de magnesio.

E450- difosfatos.

E451- trifosfatos.

E452- polifosfatos.

Para prevenir enfermedades debemos reducir la ingesta de fosfatos inorgánicos en los alimentos. Una dieta sana contribuye a la prevención de la salud.

Aprende a comer de forma saludable en nuestros libros.

Síguenos en Facebook, recetas, consejos, noticias

 

 

Apúntate a nuestro grupo comidasana vip en facebook


TAGS :

Deja un comentario