Un hígado intoxicado puede producir depresión, edemas, dolores reumáticos, perdida de visión, te explico porqué.

By on 7 marzo, 2013

Sufres colon irritable, gases intestinales, diarreas/ estreñimiento??

Seguramente tienes un intestino hiper permeable, esto quiere decir que por la pared intestinal pasan muchos más tóxicos al organismo de los aconsejables.

A consecuencia de esto tu hígado debe trabajar mucho más, filtrar más residuos y si tu alimentación es tóxica pronto se va a resentir.
Imagen de previsualización de YouTube

Síntomas de un hígado intoxicado:

Cansancio,fatiga, desórdenes, hormonales, problemas renales y urinarios, impotencia, cabello graso y caída del cabello, obesidad, grasa abdominal acumulada, problemas sexuales, problemas de visión, coloración oscura en el párpado inferior, visión borrosa, miopía, ojos hinchados, ojeras,piel y ojos amarillos,especialmente en la parte anterior de las manos y la cara, contracturas musculares, cuello rígido articulaciones y músculos rígidos,problemas de osteoporosis,adormecimiento en piernas o parálisis, personalidad irritable, Alzheimer, problemas en las encías y dientes, pesadillas, exceso de flatulencia, digestiones difíciles, colesterol alto, hemorroides, heces de color arcilla, mareos o desmayos frecuentes, asma, gota……..

Ojos secos y pérdida de la visión, hipertensión endocraneal.

Tendones mal nutridos: calambres, falta de fuerza muscular, hormigueos, parestesias. Astenia

Cualquier tipo de estrés o presión bloquea de una u otra forma el funcionamiento hepático, ya que al tensionarse el cuerpo dispone toda su atención en la solución de aquello que agobia y estresa. Esto es hasta cierto punto normal y saludable, pero cuando el estrés es repetido y acentuado,el hígado bloqueará crónicamente su actividad y estará predispuesto a una congestión, lo cual además desencadenara múltiples patologías dentro y fuera del hígado, afectando otros órganos y sistemas, principalmente los ojos y los músculos (provocando contracturas, temblores musculares, tics, visión borrosa, problemas oculares, ojos enrojecidos, etc.), ya que están estrechamente en relación con las funciones hepáticas, pues dependen de su irrigación sanguínea correcta: si esta excesiva o insuficiente, los ojos y músculos lo evidenciaran.

Quiero destacar porque me parece muy importante, la importancia de tener el hígado y la vesícula biliar en buen estado para la prevención de problemas visuales.

Un hígado intoxicado puede provocar edema en varias partes del cuerpo, una de ellas es en la cabeza, provocando mala visión, mareos, dolor de cabeza por presión craneal.

Es mucho más grave de lo que en principio puede parecer el tener el hígado saturado, no puede limpiar correctamente la sangre que le llega desde el intestino y se ve gravemente intoxicado.

Piensa que el hígado es el órgano más grande del cuerpo y el que más energía y vitalidad nos aporta, si lo tenemos intoxicado podemos sufrir graves trastornos.

Desde tiempos remotos la medicina china consideraba al Hígado como el responsable de un gran número de enfermedades. Los avances en anatomía, fisiología y medicina, permitieron descubrir el gran número de funciones vitales que este órgano desempeña. Muchas de estas funciones coinciden, aunque la sabiduría oriental las describiera de una manera abstracta o poética, enmarcada en su cosmología del yin y el yang los cinco elementos o las sustancias vitales: el almacenamiento de nutrientes, la regulación del organismo, la influencia sobre la digestión y la vitalidad.cuida tu hígado

Una dieta adecuada ayuda a prevenir/ tratar esta patología.

Esta dieta debe ser baja o nula en grasas animales, dulces, harinas y azucares refinados y alimentos basura. Se debe beber té de tres años o té verde en ayunas o un vaso de agua tibia con el jugo de un limón exprimido para drenar exceso de mucosidades y toxinas acumuladas en el hígado y aumentar el consumo de vegetales al vapor.

Una dieta vegetariana o una dieta macrobiótica son las más adecuadas para limpiar ese hígado maltratado.

Desayuno ideal:

Té de tres años sin endulzar.

Pan de harina de arroz sin gluten + mermelada de arándanos sin azúcar.

A media mañana:

  • 1 manzana o 1 pera.
  • O Un té de tres años o té verde + tostada de pan de arroz sin gluten con unas gotas de aceite de oliva.

Comidas: puedes elegir cualquiera de estas opciones:

  • verduras a la plancha, vapor o hervidas durante 15 minutos + pescado blanco a la plancha.
  • Azukis con verduras y amaranto
  • arroz integral con verduras + pescado azul a la plancha.
  • lentejas con quinoa.
  • Ensalada de lechuga, cebolla y zanahoria aderezada con aceite de oliva, poquito, sal del himalaya, poquita. Incluir siempre en la comida una ensalada, si no tenemos intolerancia. Nunca ensalada en la cena.

Merienda:

Igual que el desayuno.

Cena:

Evitar:

Patatas, pimientos, carnes rojas, fritos, mahonesas y salsas, tomates, espárragos, espinacas, remolacha.

Embutidos, lácteos todos, frutos secos, frutas y zumos de frutas tropicales, bebidas gaseosas, artificiales, bebidas frías, alcohol, helados, café.

Azúcar, miel, siropes y edulcorantes artificiales.

Cereales refinados, mejor comer cereales integrales y sin gluten como quinoa, arroz, amaranto, mijo

 Las infusiones que ayudan a limpiar el hígado son:

En ayunas y después de cenar:

mezclar todo junto:

Boldo, sauco,romero, melisa, mielenrama, hinojo, menta, tomillo, alcachofa.

Tomar esta infusión en ayunas por la mañana y después de cenar.
Estas infusiones debes tomarlas durante un mes o hasta tener limpio el hígado.

Si te sientes apático, depresivo, agresivo, cansado piensa que puedes tener el hígado intoxicado, consulta a tu médico y cambia de alimentación.

 

Blog de Maribel Ortells
Maribel Ortells Badenes


Nutricionista especializada en enfermedades autoinmunes, autora y conferencista.

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply

*



Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>