Una mente sana en un cuerpo sano, es tu momento

POSTED BY Maribel Ortells Badenes | Jun, 01, 2020 |

Cuerpo sano/ mente sana, ¿qué es más importante mantener sano? Ambos lo son, uno sin el otro no son nada.

1 de junio del año 2020. No hay duda de que éste es un año diferente a otros. Desde el inicio del año los rumores de un posible virus inundaron los canales de noticias, empezamos a escuchar que un virus atacaba a una región de China, pero a nadie le pasaba por la cabeza que unos meses después dicho virus tendría en sus manos a toda la civilización del año 2020.

Hemos tenido que cambiar nuestras costumbres, adaptarnos a situaciones que ni en las películas de ciencia ficción se podía imaginar, no con tanta virulencia y a nivel mundial.

Ahora que estamos controlando la situación, o eso esperamos millones de personas, tenemos que volver a pensar en nuestra mente y nuestro cuerpo.

No te pierdas nuestros libros de autoayuda, de venta en Amazon castellano /english edition

Mens sana in corpore sano

La expresión en latín clásico ‘Mens sana in corpore sano‘, cuya traducción es ‘Una mente sana en un cuerpo sano’ es una de mis frases favoritas.  Para tener ambas cosas controladas debemos tener claro que la dieta, ejercicio físico y el control de las emociones son la clave de una buena salud.

Una mente sana en un cuerpo sano. Hay días que te levantas y te sientes realmente bien, la pena es que esos días no solemos darnos cuenta de ello, solo somos conscientes de nuestro cuerpo cuando nos provoca dolor, ¿a qué tengo razón? Y es una lástima no apreciar a tu cuerpo cuando se siente libre de dolor.

Durante la pandemia y sobre todo durante el encierro en nuestros hogares, nos hemos dado permiso para comer o más bien tragar todo lo que nos daba placer, era una forma de poder controlar la ansiedad, miedo y frustración provocada por una realidad sobrevenida e inesperada, chocolate, patatas fritas, pizza, comida basura…todo nos podía valer, y me parece bien.

Pero ha llegado el momento de volver a controlar esos impulsos, ya podemos salir a la calle, pasear, hacer ejercicio físico, ir de compras, ya no tenemos esa excusa para comer descontrolado, porque ¿estás notando más dolor, malestar, kilos de más, gases, inflamación intestinal, migraña?

¿Necesitas recuperar tu cuerpo sano, sin dolor y eliminar esos kilos de más?

Debes ponerte manos a la obra y recuperar el control de tu mente, no dejes que ella  siga dominando tu vida, no dejes que te haga creer que sigues necesitando todos esos alimentos dulces, hiper salados, comida basura…estamos en el mejor momento para sustituir esos hábitos poco saludables y empezar de nuevo

¿Por dónde empezamos?

Empezamos por la primera comida que entra en tu cuerpo, el desayuno.

Durante estos meses seguramente has desayunado alimentos muy azucarados, magdalenas, cereales de desayuno, tostadas con mermeladas, zumo de fruta…debes empezar el día sin dar un golpe de muerte a tu páncreas evitando tanto subidón de azúcar.

Empieza el día con cereales sin azúcar, tostadas con o sin gluten, leches vegetales y algo de proteína.

A media mañana puedes tomar fruta, medio bocadillo de pan integral y alguna infusión o café.

La comida de medio día debe contener ensalada fresca, cereales, legumbres, verduras, lo más equilibrado es alternar cada día uno de estos alimentos.

Añadir un segundo plato de proteína, carne blanca, huevo, pescado blanco y azul, tofu. También tienes la opción de consumir un plato de legumbres y cereales que te ofrecen una excelente combinación y una proteína excelente, muy equilibrada.

¿Te gusta merendar? Yogur de soja, sin lactosa, una infusión sin teína con 2 galletas o 2 tostadas.

La cena debe ser ligera, lo ideal son verduras al vapor, horno, salteadas con aceite de oliva o coco.

Un segundo plato de proteína, mejor nos va a sentar el pescado por la noche, hamburguesas vegetales, huevo.

Podemos añadir algo de pan en las comidas.

Lo más importante es eliminar el picoteo fuera de las comidas ya establecidas, evitar el azúcar, no abusar de los lácteos, añadir frutos secos para aportar grasas saludables, calcio, magnesio..

¿Y si tu problema es a nivel intestinal, gases, diarrea, estreñimiento? ¿sufres dolores articulares, fibromialgia, migraña? ¿todo esto se ha ido agravando estos meses?

Mi consejo es que revisemos juntos tu dieta actual, síntomas. Una persona que sufre alguna enfermedad crónica debe cambiar sus pautas diarias para poder cambiar su estado vital. Si sigues haciendo lo mismo tu cuerpo se irá deteriorando y cada día será más complicado dejar de sentir dolor.

Todo lo anteriormente dicho es adecuado para personas que tienen más o menos una vida saludable, sin dolor e inflamación intestinal, si no es tu caso y sufres alguna dolencia como migraña, fibromialgia, colon irritable, eccemas en la piel, artritis, artrosis tu dieta debe ser revisada, personalizada para eliminar esos síntomas.

 

No te pìerdas nuestro grupo en Facebook


 

TAGS :

Deja un comentario